Académicos UNA promueven iniciativas para enfrentar el covid-19

La Rectoría Adjunta y la Vicerrectoría de Investigación organizaron una propuesta integral que incluye personal especializado de diferentes unidades académicas con la disposición de colaborar en el combate de la pandemia.

Los aportes se han divido en cuatro ejes: 1) Epidemiológico y de atención a la pandemia, 2) Económico y productivo, 3) Social, psicológico y educativo y 4) Estudio de efectos de las medidas para impedir la transmisión del covid-19.

Dentro del primer eje, destacan iniciativas como la red de distribución de medicamentos por parte de la Sección de Transportes, el desarrollo de un sistema de información geográfica en línea para el seguimiento a nivel nacional de casos, un sistema de vigilancia epidemiológica, diagnóstico de casos covid-19, identificar la secuenciación de genomas completos para estudios de epidemiología molecular que ayuden a dilucidar el origen y la dinámica de las cepas del virus que circulan en el país, desarrollo de protocolos de contención de epidemias y medidas preventivas a nivel institucional, hospitalario y comunitario, desarrollo de un modelo respirador eficiente y de bajo costo, elaboración de insumos químicos, entre otros.

En el segundo eje de economía y productividad, se menciona el análisis de propuestas de política económica tanto del Centro Internacional de Política Económica (Cinpe), como de las escuelas de Economía y Planificación y Promoción Social, una plataforma para la venta de productos y servicios de microempresas en la Región Chorotega, una estrategia de atención a pequeñas empresas y emprendimientos informales, plan piloto para un control virtual de la producción, plagas, enfermedades, uso de nutrientes y clima por medio de aplicaciones digitales, preservación de semillas para la seguridad alimentaria del país, apoyo a los apicultores y un diagnóstico sobre el estado del sector forestal entre otros.

Con respecto al tercer eje, se proponen programas de entrenamiento en casa para distintas poblaciones, promoción de una cultura de espiritualidad y cuidado mutuo, estrategia para enfrentar los efectos sociales y económicos de la pandemia, cursos virtuales de matemática y química para secundaria, y acompañamiento a docentes para diseñar procesos de aprendizaje en casa.

Por último, en el cuarto eje, se trabaja en la elaboración de una matriz para que los funcionarios del Parque Manuel Antonio, puedan registrar patrones de actividad de las distintas especies y su interacción ante la falta de turistas, capacitación y análisis de amenazas y vulnerabilidades para precisar los riesgos que generaron la pandemia durante y después de la misma, avistamiento de fauna silvestre y capacitación en buenas prácticas de manejo de riesgos biológico a poblaciones trabajadoras, entre otras.

Fuente: UNA