“Aforo UNS”, un apoyo digital para la vuelta cuidada a la presencialidad

Diseñada por estudiantes, la app permite que cada integrante de la comunidad universitaria contribuya al cumplimiento de protocolos y la detección de contactos estrechos de casos sospechosos de COVID-19. Se pone en funcionamiento desde el celular, de forma sencilla, ágil y no invasiva de datos personales.

El avance de la campaña de vacunación ha permitido a la Universidad Nacional del Sur (UNS) iniciar un paulatino retorno a la presencialidad laboral y estudiantil, luego de casi un año y medio en que la modalidad remota tornó virtuales a la mayor parte de las tareas académicas y administrativas. 

Sin embargo, la pandemia de COVID-19 todavía no quedó en el pasado y el gran desafío de docentes, no docentes y estudiantes será sostener colectivamente los cuidados para evitar contagios.

La UNS dispone para ello de una nueva y valiosa herramienta: la aplicación “Aforo UNS”, que mediante la asignación de códigos QR a cada dependencia universitaria permite reunir los datos necesarios para asegurar el cumplimiento de los protocolos estipulados y detectar contactos estrechos de eventuales casos sospechosos de coronavirus.

El compromiso colectivo resulta fundamental para el éxito de “Aforo UNS”, ya que cada persona que desee ingresar a un espacio identificado con un código QR debe escanerarlo con su teléfono móvil para generar, de ese modo, los datos a recolectar. Con ello, además, este instrumento digital evita el riesgo infeccioso que supone el uso de planillas y cuadernos para el registro de ingresos y egresos.

“Aforo UNS” nació de un concurso lanzado por la propia UNS en 2020, en busca de que sus estudiantes postularan posibles diseños de aplicaciones para monitorear la ocupación de espacios universitarios.

Las bases de la convocatoria especificaban claramente las cualidades y características que debería tener la app para ser de uso masivo y de utilidad para la Universidad. En base a ello, el proyecto ganador fue elaborado por Juan Manuel Suárez, Facundo Marín, Teo Vogel y Franco Culaciati, todos estudiantes avanzados de carreras de informática dictadas en el ámbito del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Computación. De inmediato comenzó el trabajo para volverlo una realidad.

El grupo estudiantil contó con el acompañamiento de Diego Martínez y Gustavo Distel, integrantes del plantel docente del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Computación. Distel es, además, trabajador no docente en la UNS.

Fuente: UNS