Argentina: El Proyecto Mala Praxis participará del CIP 2018 de la UNTREF

El proyecto Mala Praxis, impulsado por la Licenciaturas en Artes Electrónicas y la Maestría en Tecnología y Estética de las Artes Electrónicas de la Universidad participará del VII Congreso Iberoamericano de Pedagogía (CIP 2018), que organizan la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) y la Sociedad Española de Pedagogía, y que tendrá lugar del 14 al 17 de agosto en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA). La presentación del proyecto se hará en el contexto del lema del Congreso: “La innovación y el futuro de la educación para un mundo plural”, que recorrerá los nuevos contextos políticos, económicos, sociales y culturales de los países iberoamericanos.

El congreso convocará a distintos profesionales de la enseñanza para disertar acerca de investigaciones y experiencias novedosas en todos los niveles de los sistemas educativos. Y Mala Praxis expondrá los trabajos realizados este año, explicando su metodología, estrategia educativa y alcance en los alumnos de enseñanza media. Conformado por un plantel integrado por más de 20 personas entre docentes, artistas, tutores y colaboradores, Mala Praxis es un proyecto de articulación entre la educación secundaria y la universitaria que genera un dispositivo de intervención artístico-pedagógica en el aula.

Gracias al mismo, los estudiantes de algunas escuelas secundarias del conurbano bonaerense son asesorados por alumnos del nivel de enseñanza superior para llevar a cabo instalaciones, construir objetos mecatrónicos, practicar videoarte, realizar esculturas cinéticas y sonoras y aprender luthería electrónica, entre otras cuestiones.

 “Este proyecto convoca fundamentalmente a estudiantes de grado y posgrado de Artes Electrónicas que conforman un par artístico-pedagógico con docentes de distintas áreas de la secundaria. La universidad va a la escuela y se instala durante todo el ciclo lectivo, promoviendo una nueva forma de aprendizaje, distinta a la tradicional”, explicó José María D’Angelo, coordinador académico de Mala Praxis.

“Vamos a hablar sobre las características de Mala Praxis, los objetivos que persigue y el impacto que genera en los alumnos. Es importante destacar que nuestra forma de trabajar se relaciona con el aprendizaje por proyecto, es decir que captamos los intereses de los estudiantes con respecto a un tema y a partir de ahí lo abordamos entre varias disciplinas para luego materializar ese interés en un formato artístico”, explicó D’Angelo. Según el coordinador, el equipo va desarrollar este tipo de enseñanza que escapa a la educación ortodoxa y tradicional. “Ya no se trata de transmitir conocimiento, sino de construirlo”, afirmó.

Mala Praxis tuvo su inicio en 2010 en la Escuela Secundaria N°8 de Caseros y se convirtió en un puente natural de inserción de los alumnos en la universidad. El coordinador académico explicó que gracias a esta iniciativa, los estudiantes secundarios ya no perciben el ámbito universitario como algo lejano e inalcanzable, sino que las posibilidades de inserción son cada vez más reales.

Fuente: UNTREF