Argentina: UNL abre nuevo edificio de la Facultad de Ciencias Médicas

La Universidad Nacional del Litoral (UNL) inauguró la nueva sede de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM-UNL), en su Ciudad Universitaria. Con modernas instalaciones, el espacio brindará mayores comodidades para el desarrollo de actividades académicas y de investigación.

El acto fue presidido por el rector de la UNL, Enrique Mammarella; junto a la decana de la Facultad de Ciencias Médicas, Larisa Carrera, y el director de Obras y Servicios Centralizados, Marcelo Saba. Además estuvieron presentes el intendente José Corral; las ministras de Salud, Andrea Uboldi y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Santa Fe, Erica Hynes; las secretarias del Gobierno de la Ciudad, General, María Martín; de Desarrollo Estratégico y Resiliencia, Andrea Valsagna; de Desarrollo Social, Cecilia Basttistutti, entre otras autoridades municipales, de la UNL y diversas universidades e instituciones vinculadas al sector de la salud, entre otros.

Allí desarrollarán sus actividades los equipos de investigación y posgrado en las áreas de salud pública, medicina legal, social y del trabajo, el Departamento de Bioestadística y el Observatorio de Salud.

El edificio está dotado además con un área de generación de materiales educativos para la enseñanza de ciencias de la salud y tecnologías innovadoras para la enseñanza como robots simuladores, realidad aumentada, impresión 3D y pantallas interactivas.

Cuenta con un área destinada íntegramente al Centro de Simulación Médica que cuenta con tecnología robótica de última generación, en modernas instalaciones. Allí se podrán recrear situaciones de la vida real en prácticamente todas las áreas de la salud, con el objetivo de continuar adquiriendo competencias en ambientes controlados, con el fundamental agregado de incorporar la reflexión sobre la propia práctica y el error como parte del autoaprendizaje y el entrenamiento continuo. Todas las salas cuentan con cámaras Gesell y un sistema avanzado de video que registra todo lo sucedido durante las simulaciones para el posterior análisis y discusión de lo actuado en salas contiguas adaptadas para tal fin (debreafing).

Son cuatro salas de simulación: alta complejidad, niños, parto y baja complejidad, dos salas de debreafing y una sala de almacenamiento y preparación de los elementos utilizados en los escenarios de simulación.

Con relación a estos espacios se destaca la posibilidad de adaptación, que fue una de las premisas para el diseño arquitectónico, acorde a las necesidades planteadas por expertos.

Fuente: UNL