Argentina: UNS crea herramienta que reduce el riesgo de contraer cáncer

Imagen tomada de: http://bit.ly/2c0cu7o
Imagen tomada de: http://bit.ly/2c0cu7o

No existe duda de que los Smartphones se han convertido en una herramienta de gran ayuda en todas las áreas del conocimiento ya que, además de facilitar la comunicación, permite tener al alcance de la mano diversos instrumentos de trabajo, a través de aplicaciones y conexiones remotas. Esto representa una gran ventaja para quienes requieren trabajar en sus proyectos en diferentes ubicaciones.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas con estos dispositivos, ya que diversos estudios e investigaciones han determinado que el uso continuo de smartphones es un factor de riesgo cancerígeno, esto es reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido a la radiación directa que es recibida por los usuarios.

Lo anterior representa un riesgo sanitario que debe ser considerado y atendido a la brevedad, por lo que un investigador y docente de la Universidad Nacional del Sur (UNS), el ingeniero industrial Luis Maenza, ha diseñado una funda para teléfonos que impide el paso de la radiación directa al usuario, disminuyendo de esta forma uno de los factores de riesgo cancerígeno.

La funda Low Rad, así la llamó su creador, nació como un proyecto sustentado en aspectos tecnológicos y ambientales que fue ofreció a Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y clubes para que la comercialicen con el objetivo de recaudar fondos para sus instituciones. Maenza dijo que “la invasión de radiación es una realidad, incluso la OMS, que no certifica que las antenas de celulares sean un problema, sí coloca a los teléfonos en una situación compleja declarándolos de riesgo en el grupo 2B de la lista de la IARC (International Agency for Research on Cancer de la OMS)”.

El docente sostuvo que “el problema de los celulares es que a pesar de que no lo uses igual emiten una señal baja pero constante (y muy cerca de partes sensibles del cuerpo) y esa es la problemática que nos interesa atacar”. “Lo que logran estas fundas es poner una barrera física entre el teléfono y el usuario”, dijo y agregó que esto “no entorpece la funcionalidad del teléfono y deja al usuario detrás de la barrera”.

Maenza calculó y seleccionó varios materiales para poder desarrollarla y cumplir con otras características como la atoxicidad, ser maleable, no magnética como el hierro y de bajo costo. “La funda es de un material opaco a la radiación y funciona igual a un delantal de plomo para un radiólogo o una sombrilla en la playa porque genera una barrera física entre el celular y la persona”, describió.

En ese sentido acotó que “lo que hace es generar un escudo, una barrera física con un material de base de aluminio”. Para Maenza, en resumen, la funda anti radiación Low Rad implica “un producto que te protege del celular el tiempo pasivo -cuando se lo lleva en el bolsillo- y una alternativa de recaudación de fondos para ONG’s y clubes”.

Este diseño representa un avance en materia de prevención, el cual es uno de los pasos más importantes para combatir las enfermedades, además de ser un claro ejemplo de un proyecto solidario.

Fuente: http://clar.in/2buFKGr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.