Brasil: Startup utiliza IoT en el seguimiento de ciclovías

La startup electrónica Pullup está empleando la tecnología del IoT (Internet de las Cosas por sus siglas en inglés) para vencer el desafío de la movilidad urbana. La empresa creó un sistema de hardware y software con el propósito de hacer más seguro y eficiente el uso de la bicicleta como medio de transporte en las grandes ciudades.

El proyecto fue seleccionado de entre las así llamadas Ciudades inteligentes-ciudades sostenibles, lanzados en 2016, bajo el programa de subvenciones TUBO / PAPPE, el resultado del acuerdo de cooperación entre la FAPESP y Financiación de la Innovación y la Investigación (Finep). 

La expectativa, de acuerdo con el ingeniero eléctrico Conrado Leite de Vitor, cofundador de la empresa e investigador responsable del proyecto, es poner en el mercado un dispositivo denominado SmartBike hasta junio de este año. Según Vitor, ese equipo puede ser acoplado al manillar de cualquier tipo de bicicleta para ejercer tres funciones: registrar datos como velocidad y kilómetros recorridos, actuando como un ordenador a bordo; identificar la ubicación del vehículo funcionando, así como un sistema de rastreo y, además, conectar el vehículo a una red de internet inalámbrica para recibir diversos tipos de información.

Vitor explica que, a semejanza de las redes de interior (como el Wi-Fi), también ya se están popularizando redes inalámbricas que permiten la comunicación de largo alcance (entre 2 a 15 km), con bajo consumo de energía.

El SmartBike podrá informar, por ejemplo, si la ciclovía está muy oscura, si tiene charcos de agua (pues hay un sensor que capta humedad del suelo) o si está borrosa. Todo ello gracias al acelerómetro, sensor que detecta las vibraciones de la bicicleta. Otra funcionalidad prevista por el proyecto es la planificación de las mejores rutas a partir de señales de GPS. “El alcance es flexible, las nuevas funciones se pueden añadir según la demanda”, dice el investigador.

Pullup está sometiendo la patente del proyecto por la Agencia USP de Innovación y pretende comercializar la tecnología con empresas proveedoras de bicicletas de alquiler.

Vitor cuenta que el proyecto de SmartBike nació dentro del Laboratorio de Microelectrónica (LME) de la Escuela Politécnica de la USP, así como la propia empresa, abierta en 2012, aún durante su graduación en Ingeniería Eléctrica. El proyecto -y la empresa- contaron con el apoyo del profesor Marcelo Carreño, del Departamento de Ingeniería de Sistemas Electrónicos de la Poli. “Nuestra empresa es, en cierto modo, un spin off del LME”, declara el ingeniero.

Fuente: Poli-USP