Centros de desarrollo empresarial en América Latina, lecciones de política de cinco experiencias institucionales. CEPAL, 2019.

Los centros de desarrollo empresarial (CDE) son una componente de las políticas de apoyo a las empresas micro, pequeñas y medianas (mipymes) que ha sido desarrollada a partir de la segunda mitad de la década de 1980, por numerosas instituciones de fomento productivo, en el mundo.

En Europa los precursores de esta iniciativa fueron los países que a mediados de la década de 1970 desarrollaron centros de servicios con el propósito de proporcionar apoyo técnico a las mipymes para gatillar procesos permanentes de aprendizaje, innovación y transformación de los sistemas económicos locales.

En América Latina, los CDE han tenido un impulso muy importante en la última década y en la actualidad una quincena de países de la región ha dado vida a políticas nacionales para la promoción de estos centros, logrando movilizar ingentes cantidades de recursos de los sectores público, académico y privado.

Los centros de desarrollo empresarial son entidades de apoyo para el fomento de las mipymes. En la última década, dichos centros han recibido un impulso importante por parte de numerosos Gobiernos de América Latina. A pesar de los logros alcanzados a la fecha, no todos los problemas están resueltos: algunos países están recién emprendiendo el proceso de implementación de los centros, y los que ya cuentan con una estructura más desarrollada están preguntándose cómo consolidarla.

El informe Centros de desarrollo empresarial en América Latina, lecciones de política de cinco experiencias institucionales, que se ha desarrollado en el marco del proyecto EUROMIPYME “Mejores políticas para las micro, pequeñas y medianas empresas en América Latina”, financiado por la Unión Europea, resume los resultados de una investigación que sintetiza y compara la experiencia de cinco instituciones latinoamericanas de Chile, Colombia, El Salvador y México.

Su propósito principal es, por un lado, difundir las lecciones aprendidas que se extraen de las experiencias estudiadas y, por otro, estimular una reflexión y un debate más amplio que, partiendo del análisis de los programas de fomento de los centros de desarrollo empresarial, contribuya a enriquecer y profundizar la reflexión acerca de los factores de éxito de las políticas de apoyo de las mipymes en la región.

Fuente: CEPAL