Chile: UCEN y ACHIPIA lanzan libro que releva la articulación de un real sistema nacional de innovación en inocuidad alimentaria

Las significativas oportunidades para el país en el desarrollo de alimentos con mayor valor agregado, más sofisticados y que apuesten a la diferenciación, pero a la luz de un efectivo sistema que articule iniciativas públicas y privadas, quedan de manifiesto en el libro “Diagnóstico y propuestas de fortalecimiento del Sistema Nacional de Innovación en Inocuidad Alimentaria”, escrito por el docente e investigador de la Escuela de Ingeniería en Agronegocios de la Universidad Central (UCEN), Arturo Barrera Miranda.

La presentación de la publicación, contó con el apoyo de la Agencia Chilena para la Inocuidad y la Calidad Alimentaria (ACHIPIA), y con la presencia de la decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas (FACEA) de la UCEN, Catalina Maluk, el secretario ejecutivo de ACHIPIA, Michel Leporati, y convocó a representantes del mundo académico, de la salud, empresarios y estudiantes; en tanto los comentarios del libro estuvieron a cargo de Eduardo Agosín y Manuel Miranda.

En la ocasión, el profesor Barrera señaló los principales lineamientos de su trabajo. A su juicio “la existencia de un sistema nacional de innovación en inocuidad, innovación y calidad alimentaria es a nivel embrionario; mucho más que un bosquejo, mucho menos que cristalizado”, no obstante su investigación valora aspectos como el posicionamiento del tema de inocuidad de los alimentos en las agendas de las asociaciones gremiales vinculadas a rubros de exportación y la existencia de una Política Nacional de Inocuidad de los Alimentos, que releva la importancia de la I + D y la innovación. A nivel de propuestas, Barrera destacó la necesidad de seguir avanzando en mejores estándares de inocuidad alimentaria mediante la innovación, y fortalecer el ecosistema nacional de innovación en inocuidad de los alimentos.

“Es necesario ampliar el rol de la ACHIPIA, impulsar alianzas de mediano y largo plazo, estrechar los vínculos asociativos entre los actores vinculados a la investigación y desarrollo en inocuidad alimentaria y, desde luego, potenciar y mejorar los instrumentos de fomento de I + D + i, de tal modo que favorezcan proyectos de mayor envergadura y faciliten su escalonamiento; y desarrollar a nivel regional redes de innovación en inocuidad alimentaria”, dijo el académico.

Eduardo Agosín, felicitó a Barrera por la completitud de su trabajo y destacó las conclusiones a las que arriba el estudio respecto de las diferencias entre pequeñas y grandes empresas en materia de inocuidad y la incorporación de altos estándares por parte de éstas últimas para responder a exigencias internacionales. Manuel Miranda destacó las fortalezas de la publicación, mencionando atributos como el enfoque analítico y la forma en que su autor lo llevó a cabo; la rigurosidad de la investigación y su profesionalismo, perseverancia e inteligencia.

Fuente: UCEN

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.