Colombia: Egresados de la USTA diseñan dispositivo de seguridad para accesorios automotrices

Imagen tomada de: http://bit.ly/29f2F2u
Imagen tomada de: http://bit.ly/29f2F2u

Los resultados obtenidos por una universidad no deben depender solamente del número de egresados que genere, sino que la medición debe enfocarse más en analizar los logros y el desempeño de sus egresados, saber qué es lo que están haciendo y en que magnitud están contribuyendo a la sociedad.

Lo anterior puede lograrse a través del seguimiento a los egresados, un ejemplo notorio es el realizado por la Universidad de Sato Tomás (USTA) que da a conocer el logro de un par de egresados de la Facultad de Ingeniería Electrónica, se trata de Andrés Camilo Epia y Christian Robayo, que fueron foco de atención en la Feria de Jóvenes Empresarios organizada por la Cámara de Comercio de Bogotá.

El interés que despertaron en la feria se debe a la innovación que crearon, se trata de un particular sistema que evita el robo de los espejos de los automóviles. La idea del producto nació después de que ellos mismos fueron víctimas del hurto de espejos de automóviles. Por esta razón ingeniaron un sistema que realiza una descarga eléctrica cuando se ejerce fuerza sobre el espejo del vehículo con la intención de robarlo. Es un dispositivo cuyo diseño de hardware y software permite que se genere una descarga eléctrica aproximada de 1500 voltios a 50mA. Estas características ocasionan en la persona un reflejo que la obliga a soltar el espejo inmediatamente sin causarle efectos negativos en la salud.

La producción del dispositivo se realiza en Bogotá, desde la generación de los circuitos impresos hasta la caja que los protege, incluyendo el ensamble de los componentes electrónicos. El objetivo del negocio son vehículos de alta gama para los cuales la pérdida de un espejo puede significar una fuerte suma de dinero.

Actualmente el producto está en etapa de producción y se está iniciando la capacitación de personal para la instalación, así como el proceso de comercialización, que está en manos de la empresa Epia Ltda. —de la familia del Ingeniero Epia—. a idea en los próximos meses es aumentar la capacidad eléctrica de este dispositivo, al pasar de los 1.500 voltios actuales a los 5.000, con lo cual seguiría siendo más débil que un arma de electrochoque (taser).

Los egresados reconocen la utilidad de los conocimientos adquiridos en la facultad para el desarrollo del producto, principalmente en el área de programación, así como la aplicación de aquella parte de la filosofía tomasina que busca aportar soluciones a las necesidades de la sociedad.

Fuente: http://bit.ly/29fpsec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.