Digital Spillover. HUAWEI y Oxford Economics, 2017.

La economía digital está firmemente establecida como un motor central del crecimiento global. Este informe explora cómo medir la economía digital y proporciona una nueva visión de cómo las tecnologías digitales afectan el rendimiento económico.

La inteligencia será el nuevo motor de digitalización que impulse y mantenga el crecimiento acelerado de la economía general en la nueva era, convirtiendo las tecnologías TIC en capacidades clave que mejoran el nivel de inteligencia en las operaciones y mejoran la productividad y permiten la innovación.

La inteligencia será el nuevo motor de digitalización que impulse y mantenga el crecimiento acelerado de la economía general en la nueva era, convirtiendo las tecnologías TIC en capacidades clave que mejoran el nivel de inteligencia en las operaciones y mejoran la productividad y permiten la innovación.

También deben existir las políticas y regulaciones adecuadas para fomentar un entorno de inversión saludable para la competitividad + Inteligencia.

El futuro es impredecible. En el informe Digital Spillover: Measuring the true impact of the digital economy se desarrollan escenarios futuros para iluminar las vías potenciales que podría tomar la economía global, definidas por dos variables importantes que dictan la tasa de digitalización en los países.

La tasa de inversión en activos digitales

A nivel mundial, la inversión en activos digitales ha estado creciendo de manera constante durante décadas, pero se ha acelerado significativamente en los últimos cinco años. Nuestra suposición base es que la tasa de crecimiento de la inversión digital en cada país individual desde 2011 continúa en el futuro. En nuestro escenario de alta digitalización, suponemos que se acelera en la misma cantidad en los próximos 10 años. En el escenario de baja digitalización, suponemos que la tasa de inversión vuelve a los niveles previos a 2011.

El retorno de la inversión para las tecnologías digitales

Nuestra proyección base asume que el retorno promedio de la inversión para las tecnologías digitales sigue siendo el mismo, según lo estimado por nuestro modelo econométrico. En el escenario de alta digitalización, asumimos que debido a una estrategia digital inteligente y al éxito en la superación de las limitaciones para la adopción de tecnología, el retorno de la inversión para las tecnologías digitales aumenta. Para un escenario de baja digitalización, suponemos que disminuye.

Fuente: Oxford Economics