El conocimiento para generar un fármaco contra el COVID-19 ahora es de acceso público

La iniciativa que presentó Costa Rica en marzo del 2020 a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para crear un repositorio internacional, que le permitiera a cualquier país del mundo acceder a los últimos conocimientos científicos para combatir la pandemia, ya es una realidad.

Y una de las iniciativas costarricenses que alimentará dicho repositorio es el Protocolo de Fabricación de preparación de inmunoglobulinas humanas anti SARS-COV-2, el cual fue elaborado por el Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica (ICP-UCR). El propósito del protocolo es guiar los pasos para generar un medicamento más potente contra dicha enfermedad.

De acuerdo con el Dr. Alberto Alape Girón, director del ICP-UCR, el hecho de que el protocolo elaborado por científicos costarricenses sea contemplado en este repositorio, representa un gran honor a favor de la salud pública mundial. Con la información disponible, cualquier país del mundo que cuente con las herramientas tecnológicas y los insumos podrá elaborar el fármaco a beneficio de su propia población.

De acuerdo con la comunicación emitida por la OMS el 29 de mayo, en total 30 países (entre ellos Costa Rica), así como múltiples socios e instituciones, firmaron el documento para apoyar el repositorio que lleva por nombre COVID-19 Technology Access Pool (C-TAP). De manera específica, ese repositorio albergará conocimientos y avances sobre vacunas, tratamientos pruebas y otras tecnologías de la salud que estarán disponibles de manera libre.

“La solidaridad global y la colaboración son esenciales para superar COVID-19. Basado en una ciencia sólida y una colaboración abierta, esta plataforma de intercambio de información ayudará a proporcionar un acceso equitativo a las tecnologías que salvan vidas en todo el mundo”, afirmó el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La idea es que el repositorio sea alimentado de forma voluntaria por los países que están logrando avances significativos, guiados siempre por la solidaridad y el bien común. Según lo describe la OMS, es una “ventanilla única para el conocimiento científico, los datos y la propiedad intelectual que la comunidad mundial compartirá de manera equitativa”.

Actualmente, el COVID-19 Technology Access Pool cuenta con el respaldo de los siguientes países: Argentina, Bangladesh, Barbados, Belice, Brasil, Chile, República Dominicana, Ecuador, Egipto, Indonesia, Líbano, Luxemburgo, Malasia, Maldivas, México, Mozambique, Noruega, Omán, Pakistán, Palau, Panamá, Perú, Portugal, San Vicente y las Granadinas, Sudáfrica, Sudán, Países Bajos, Timor-Leste y Uruguay.

Fuente: UCR