España: Investigadores de la UGR participan en el diseño de un nuevo tratamiento contra el cáncer

Imagen tomada de: http://bit.ly/1YwDL2X
Imagen tomada de: http://bit.ly/1YwDL2X

El cáncer es un factor importante de la carga mundial de morbilidad, y lo será cada vez más en los decenios venideros. El tratamiento dado para el cáncer es muy variable y depende en un número de factores incluyendo el tipo, el lugar y la cantidad del cáncer, así como en el estado físico del paciente. Los tratamientos son diseñados para matar o remover directamente a las células cancerosas o para llevarlas a su muerte por medio de la deprivación de señales necesarias para la división celular o para estimular sus defensas propias.

Gracias a la realización de ensayos clínicos, los investigadores recopilan toda la información recogida y extraen las conclusiones sobre la utilidad del tratamiento investigado. Cuando los resultados beneficiosos, se suelen utilizar para que las Autoridades Sanitarias autoricen la comercialización o recomienden el uso del tratamiento. En algunas ocasiones, los resultados de un ensayo clínico pueden también utilizarse para retirar un medicamento que demuestre poca utilidad en la actualidad o que pudiera suponer un riesgo para la salud.

En el marco de lo anterior, se ha dado a conocer los resultados de una investigación, liderada por cien tíficos de la Universidad de Granada (UGR), que ha demostrado que las células madre mesenquimales (MSC, por sus siglas en inglés) pueden servir como agentes potenciadores de los efectos locales y sistémicos de la radioterapia, es decir, aquellos que afectan al tumor irradiado y a las células tumorales situadas a distancia de las irradiadas.

Este importante descubrimiento, que ha sido publicado en la prestigiosa revista científica Oncotarget, podría servir para lograr una radioterapia más efectiva, y sugiere que la radioterapia podría ser, además de un tratamiento local y regional exitoso, también una nueva modalidad terapéutica en el cáncer sistémico.

Las MSC son un tipo de células madre, presentes en una amplia variedad de tejidos (médula ósea, sangre y tejido del cordón umbilical, piel, tejido graso o muscular…) y capaces de producir distintas células especializadas que se encuentran en los tejidos del cuerpo humano. Por ejemplo, se pueden diferenciar (o especializar) en células de cartílago (condrocitos), células óseas (osteoblastos) y células grasas (adipocitos). Estas células madre son capaces de alojarse en el interior del tumor y, cuando se activan mediante radioterapia, secretan citoquinas y proteínas supresoras tumorales, que producen una mejora muy significativa en el efecto biológico de la radiación ionizante sobre los tumores

Los investigadores, pertenecientes al Centro de Investigación Biomédica de la UGR, al Instituto de Parasitología y Biomedicina (CSIC), la Universidad de Heidelberg (Alemania) y el Hospital Universitario San Cecilio de Granada, han estudiado la sensibilidad celular al efecto de vecindad o espectador (efecto que se produce en células cercanas a las directamente expuestas a la radiación), utilizando para ello un conjunto de líneas de células cancerosas y las células madre mesenquimales derivadas de estroma del cordón umbilical, incluyendo la activación de MSC con radioterapia.

Usted puede consultar el artículo completo en el siguiente link: http://bit.ly/1NPiuhn

Fuente: http://bit.ly/1NHG1zf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.