España: Prueban con éxito tratamiento contra la mucositis desarrollado por científicos de la UGR

Un compuesto desarrollado por científicos de la Universidad de Granada (UGR) para la prevención y tratamiento de la mucositis oral en pacientes de cáncer de cabeza y cuello tratados con quimio y radioterapia ha finalizado con éxito el ensayo clínico en humanos en fase I/IIa.

La mucositis oral es un efecto secundario de la quimio y de la radioterapia en forma de inflamación aguda de la mucosa gastrointestinal, que provoca heridas y llagas, y que puede llegar a bloquear la capacidad de comer o beber de los afectados. En los casos más severos, puede llevar incluso a la suspensión del tratamiento oncostático. Consiste en una inflamación y ulceración de las mucosas, y en la actualidad no tiene tratamiento. Se calcula que más de 550.000 pacientes en todo el mundo sufren mucositis oral cada año.

Los investigadores de la UGR, liderados por la doctora Germaine Escames, desarrollaron un producto para el tratamiento y la prevención de la mucositis, para la que en la actualidad no existe ningún tratamiento efectivo. Por ello, el producto desarrollado en la Universidad de Granada es de un enorme interés para la medicina y la industria farmacéutica.

Este producto se patentó y se licencio a la compañía biofarmacéutica Spherium Biomed, que ha sido la encargada del desarrollo del ensayo clínico del producto, ya convertido en el fármaco Mucomel. Los resultados completos del ensayo clínico fueron seleccionados para presentarse en una sesión oral de la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO), el próximo 3 de junio, en Chicago (Estados Unidos).

Para el jefe de operaciones (COO) de Spherium Biomed, Ramon Bosser, estos resultados alientan a continuar con los esfuerzos para hacer que Mucomel esté disponible para los pacientes de todo el mundo. En la actualidad, dicha entidad biofarmacéutica está negociando con socios internacionales el codesarrollo de la Fase clínica III del fármaco, que se prevé que esté disponible en el mercado, aproximadamente, en el año 2022.

El equipo de la profesora Escames y la OTRI de la UGR comenzaron el proceso de valorización de esta tecnología en 2007, evaluando la patentabilidad de la invención. A continuación (2009), se logró conseguir financiación, en la extinta convocatoria INNOCASH, para orientar una prueba de concepto que, financiada a través del programa de Ayudas a la Transferencia de Investigación de la UGR, soportaría la patente que se presentaría varios años después (2011) y serviría como demostrador para captar la atención de empresas interesadas en continuar su desarrollo.

Paralelamente se consiguió financiación en proyectos de Ministerio (SAF2009-14037, SAF2013-49019) y de la Junta de Andalucía (PI-0727-2013). Posteriormente (2013), tras promocionar la tecnología y contactar con varias empresas, se negoció el acuerdo de licencia por el que se transferían los derechos de la patente a Janus Development (actual Spherium Biomed).

Fuente: UGR