Estudiantes PUCP premiados por diseño de minisatélite para la agricultura

El grupo Chaska, conformado por estudiantes de Ingeniería Mecatrónica e Informática de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), obtuvo el primer lugar en la categoría Desafío de satélite en el Latin American Space Challenge (LASC) 2021, un evento de ingeniería de cohetes y satélites experimentales de Latinoamérica, con el diseño de un minisatélite destinado a la agroindustira.

El equipo de Chaska nació en marzo del presente año con el fin de desarrollar un picosatélite CanSat, una simulación de un satélite real integrado en el volumen y forma de una lata de refresco cuya misión puede ser recoger datos o efectuar retornos controlados.

En los últimos meses estuvieron trabajando en un minisatélite enfocado a la agroindustria que pueda ascender hasta 400 metros de altura con la ayuda de un dron y transmitir en tiempo real los datos de temperatura, humedad, presión, radiación ultravioleta y calidad de aire (CO y CO2).

“Era algo nuevo, algo aeroespacial. La primera tarea como grupo fue investigar independientemente estas dos áreas: Arliss y CanSat. Nos reunimos un sábado, y al siguiente teníamos que hacer la presentación de la investigación. Expusimos todo lo que habíamos investigado, los puntos a favor y en contra, y era más factible hacer un CanSat, ya que era la mejor propuesta para comenzar con proyectos aeroespaciales”, relata Mayli Tafur, integrante del equipo Chaska.

“Nos encaminamos e investigamos cómo empezar a hacer un CanSat: ya sabíamos qué era, pero no sabíamos los pasos, sus divisiones, de qué se compone y todo ello. Nos dividimos en parejas e investigamos la mayor cantidad de competencias que pudiéramos encontrar, porque queríamos investigar y aplicar”, enfatiza Tafur. Una de las mayores motivaciones de todo el equipo era materializar sus conocimientos: ser capaces de crear.

Para organizarse, el equipo se dividió en subgrupos dedicados a la mecánica, electrónica e interfaz. Es así como comienzan la fase de investigación para luego postular a algún concurso.

A través de un algoritmo, los datos atmosféricos fueron comparados con una base de datos recopilada a partir de información del Ministerio de Agricultura y Riesgo, y el Senamhi para conocer el cultivo ideal para sembrar en la zona donde el CanSat descendía. Además, diseñaron un mecanismo de autogiro compuesto por álabes y rodamientos que permiten amortiguar el descenso del minisatélite, aprovechando las ráfagas de aire de la caída con un mayor tiempo de sensado.

El grupo Chaska está integrado por Gregory Chahuayla Damas, Marcelo Jara Falconi, Luis Lopez Mollo, Cristhian Mallqui Castro, Jans Solano Vega, Mayli Tafur Gutierrez y Anthony Valladolid Ballón.

Fuente: PUCP