Futuro de los sistemas y ambientes educativos mediados por las TIC. Rama & Chan, 2017.

El libro el Futuro de los sistemas y ambientes educativos mediados por las TIC se propone alimentar el debate más focalizado en los recursos y ambientes de aprendizaje; plantear enfoques, visiones e informaciones novedosas; volver complejos los análisis; y mostrar nuevos escenarios en la convergencia futura de educación y tecnologías de comunicación e información, en el encuentro de desencuentros, entre dos mundos antes separados y donde antes la única tecnología de los viejos modelos educativos eran la tiza, la lengua y el pizarrón, nuestro propio cuerpo humano como único repositorio de los contenidos, las pedagogías y el conocimiento.

Hoy, ellas muestran las grandes debilidades en la enorme tarea de crear competencias, redes sociales y capacidades para sobrevivir los futuribles.

La reflexión sobre el futuro siempre ha sido un eje del pensamiento, pero ha aumentado de modo sistemático a medida que el conocimiento se ha expandido.

Cuanto más certezas, más dudas y más preguntas para otear el porvenir. Desde los oráculos, Delfos o pitonisas, desde el mundo de la magia y las religiones hasta los modelos actuales tendenciales, de prospectiva, planificación o directamente de pensamiento anticipatorio, localizados en el mundo de la ciencia y el conocimiento, la atención al futuro creció, y con ello se ha producido un enorme avance de herramientas y enfoques para tratar de develar a ese mundo desconocido que nos espera.

El futuro se nos ha transformado en un campo de investigación interdisciplinario creciente, y que mira lo real, el actual presente cambiante en tanto es en el aquí y ahora donde irrumpen algunas de las génesis de las próximas realidades. Antes, el porvenir estaba en el campo de la incertidumbre de las religiones. Luego, hemos visto paradigmas por los cuales el futuro está en el campo de los hombres, de la política y las acciones encaminadas a su construcción consciente.

Hoy, sin embargo, con la expansión enorme de la ciencia y la tecnología en los últimos tiempos, no solo el futuro se nos ha tornado más complejo, sino que ha vuelto a irrumpir una reflexión sobre los posibles futuros asociados a una nueva dinámica de la ciencia y la tecnología relativamente inconmensurable. Hay un regreso a una teleología de las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción, de la infra y la superestructura que conceptualizó el marxismo, ahora hilvanado con los conceptos de tecnoestructura de Friedman, de los ciclos tecnológicos de Krondratieff, de las formas de la innovación de Shumpeter, y de rupturas de Thorm.

Fuente: Virtual Educa