Investigadores de la UNNE trabajan en analisis de las muestras de COVID-19

En poco más de 5 meses de arduo trabajo el equipo de profesionales e investigadores abocados al análisis de muestras para Covid-19 en el Instituto de Medicina Regional de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), ya superó las 10 mil pruebas. Cómo es el proceso detrás de cada testeo y quienes se ocupan de tan importante tarea que implica largas horas de trabajo, estrés por los riesgos e incluso la formación de colegas para otros centros de diagnóstico.

Tras la aparición de los primeros casos de virus en la provincia, el IMR fue convocado, como el segundo centro de diagnóstico de Covid-19 para el Chaco, además del Hospital Perrando. Desde entonces, el Instituto dirigido por el Dr. Luis Merino, estuvo a disposición y se conformó el “Grupo Covid del IMR” integrado por investigadores, becarios y ex becarios.

La labor de este plantel comenzó con un promedio de 25 muestras diarias y hoy, a casi 6 meses, se llegan a analizar hasta 170 por día. Así, a la fecha, ya llevan unas 10.500 muestras.

Detrás de los números que a diario se conocen sobre los casos de Coronavirus en la provincia del Chaco, hay un sistema organizado y trabajando para la detección, tratamiento de personas afectadas y prevención. Detrás de las cerca de 10.500 muestras analizadas en el Instituto de Medicina Regional, hay también un trabajo que evidencia el profesionalismo del equipo a cargo y la capacidad operativa del IMR.

El Instituto de Medicina Regional de la Universidad, tiene un laboratorio especializado, con equipamiento y condiciones de bioseguridad acreditadas y calificadas con parámetros internacionales. Todo el proceso se completa cuando, una vez listo el resultado, se comunica al Ministerio de Salud del Chaco, quien ya tiene a su cargo la comunicación con las personas infectadas.

Con el correr de los meses y el avance de la pandemia en la provincia, al Hospital Perrando y al Instituto de Medicina Regional de la UNNE, se sumaron otros centros de diagnóstico Covid como el Laboratorio Central y de los hospitales Pediátrico y “4 de Junio”. Allí, el trabajo y la formación académica especializada del equipo del IMR también tuvo gran injerencia: tienen a su cargo la formación de los y las profesionales que allí se desempeñan, en el análisis de muestras para casos sospechosos de Coronavirus.

De este modo continúa el trabajo de este grupo de investigadores que apelan como siempre a la conciencia y responsabilidad social.

Fuente: UNNE