La migración laboral en América Latina y el Caribe. Diagnóstico, estrategia y líneas de trabajo de la OIT en la región. OIT, 2017.

Al igual que en el resto del mundo, en América Latina y el Caribe el fenómeno migratorio se ha venido expandiendo en volumen, dinamismo y complejidad durante las últimas décadas y está estrechamente vinculado con el mundo del trabajo y la búsqueda de oportunidades de empleo, ingresos y trabajo decente. Hoy día son pocos los países de la región que no forman parte de los movimientos migratorios, ya sea como países de origen, países de tránsito o de destino.

Los Estados Unidos de América sigue siendo el principal polo de atracción para la mayoría de los trabajadores migrantes de América Latina y el Caribe y sus familias. Sin embargo, la migración se ha diversificado e intensificado en corredores de migración intra-regional hacia países como Argentina, Barbados, Brasil, Costa Rica, Chile, República Dominicana, Panamá y Trinidad y Tabago; y, en los corredores hacia fuera de la región a países como Canadá, España, Italia y Portugal.

El reporte La migración laboral en América Latina y el Caribe. Diagnóstico, estrategia y líneas de trabajo de la OIT en la región, contiene un diagnóstico, tan actualizado como la información disponible lo permite, de los principales corredores migratorios en el continente americano, tanto intra-regionales como extra-regionales; describe las características comunes de esos corredores; analiza las debilidades y desafíos de las políticas públicas y de gobernanza en los corredores; y describe los avances y buenas prácticas, así como las oportunidades de mejora, en materia de migración laboral en la región. A partir de este diagnóstico y de los mandatos institucionales de la OIT, la última sección presenta la estrategia y líneas de trabajo de la OIT en la región en materia de migraciones laborales para el período 2016-2019.

El informe consta de cinco apartados: Principales corredores migratorios en el continente americano y sus características; Algunas tendencias comunes de los corredores migratorios; Debilidades y desafíos de las políticas públicas y de la gobernanza; Avances, oportunidades y buenas prácticas; El camino a seguir: estrategia y líneas de trabajo de la OIT sobre migraciones laborales en América Latina y el Caribe (2016-2019).

Se construye sobre una serie de esfuerzos recientes de la OIT en América Latina y el Caribe. En 2013 y 2014, la OIT llevó a cabo un ejercicio de mapeo y evaluación regional con el fin de identificar áreas prioritarias de actuación a partir del diagnóstico de deficiencias institucionales y de política, incluyendo en materia de recursos financieros y humanos, del conocimiento adquirido en las experiencias de intervención directa, así como en la investigación y la recopilación de datos. Tal evaluación proporcionó algunas guías para la acción de la OIT, con el fin de responder a las necesidades del cambiante panorama de la migración laboral a nivel regional, sub-regional y nacional, en el corto y largo plazo.

Fuente: OIT