La PUCP asesorará a universidades en la implementación de programas no presenciales

En el marco de la emergencia sanitaria, el Ministerio de Educación (Minedu) ha convocado a instituciones nacionales e internacionales para dar asistencia técnica y metodológica a las universidades públicas, a través del Programa de Apoyo al Diseño e Implementación de Estrategias para la Continuidad del Servicio Educativo Superior de las Universidades Públicas. Su objetivo: asegurar la formación de los y las estudiantes del Perú a través de una metodología no presencial.

Esta convocatoria se realizó a través del Programa para la Mejora de la Calidad y Pertinencia de los Servicios de Educación Superior Universitaria y Tecnológica a nivel nacional, también promovido por el Minedu, que cuenta con el apoyo del Banco Interamericano para el Desarrollo (BID) para cumplir esta misión. Para ayudar al Estado en esta misión, la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) ha sido seleccionada para asesorar y fortalecer la educación no presencial de siete de las 51 universidades públicas a nivel nacional.

El pasado 24 de julio se realizó la reunión protocolar entre autoridades que da inicio a este proyecto, en el que la Universidad concretará el apoyo al diseño e implementación de estrategias para la continuidad del servicio educativo. En esta participó la Dra. Cristina Del Mastro, vicerrectora académica PUCP; el Lic. Carlos Aguilar, presidente de la Universidad Nacional Diego Quispe Tito (Cuzco); la Mag. Carmen Escobedo, presidenta de la Universidad Nacional de Música (Lima); el Mag. Espartaco Lavalle, presidente de la Universidad Nacional Daniel Alomía Robles (Huánuco); el Dr. Heiter Valderrama, rector de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (Iquitos); el Dr. Lurquin Zambrano, rector de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga (Ayacucho); el Dr. Nicasio Valencia, rector de la Universidad Nacional de Huancavelica (Huancavelica); y el Dr. Moisés Vásquez, rector de la Universidad Nacional del Centro del Perú (Junín).

La primera fase del programa implica un análisis situacional de la capacidad institucional que tiene cada una de estas organizaciones educativas. De este modo, se puede evaluar que las condiciones sean óptimas para desarrollar el proceso de educación no presencial a través de plataformas virtuales, herramientas pedagógicas y de conectividad de toda su comunidad universitaria.

Posteriormente, se inicia el acompañamiento a las instituciones, y se procede a reprogramar y seleccionar los cursos que serán vertidos en la modalidad de no presencial.

La PUCP es la única institución peruana convocada sin ningún compañero internacional para llevar a cabo su parte en esta labor. Su facultad de educación es pionera en las modalidades virtuales en la institución.

Fuente: PUCP