La Unión Europea y América Latina y el Caribe: Estrategias convergentes y sostenibles ante la coyuntura global. CEPAL, 2018.

Los recientes cambios económicos, políticos y sociales y la acelerada revolución digital, junto con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, son el nuevo telón de fondo para repensar la cooperación entre los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión Europea. Una cooperación renovada y dinámica, con base en el multilateralismo, que vaya más allá de la integración comercial y que potencie la visión y valores compartidos por ambas regiones.

Se destacan las modificaciones en la estrategia comercial y tributaria de los Estados Unidos, que han tensionado las relaciones entre los principales bloques económicos. Los Estados Unidos pasaron de un apoyo directo a la globalización sobre la base de negociaciones multilaterales a una orientación más centrada en acciones bilaterales y con una preeminencia nacional (America First, “los Estados Unidos ante todo”), abandonando, cuestionando o renegociando grandes alianzas como el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) o el propio Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Estos cambios en las estrategias económicas y políticas tienen importantes repercusiones en varios países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y tensionan los modelos de especialización productiva vigentes, los equilibrios de la balanza de pagos y los flujos de inversión, así? como los flujos migratorios y de remesas. Asimismo, la positiva dinámica económica que los países de América Latina y el Caribe han vivido en las últimas décadas ha llevado a que varios de ellos se posicionen como economías de ingreso medio alto y comiencen a experimentar nuevas demandas sociales, económicas e institucionales. Esto constituye un reto sin precedentes, sobre todo a la luz de la reciente y futura clasificación de muchos de estos países.

El informe La Unión Europea y América Latina y el Caribe: Estrategias convergentes y sostenibles ante la coyuntura global, que constituye un esfuerzo conjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Unión Europea y la Fundación Unión Europea-América Latina y el Caribe (EU-LAC), se señala una serie de ámbitos en que es importante cooperar, sobre todo para las economías de desarrollo en transición. Se trata de factores que impulsan la inversión y la conformación de una verdadera integración productiva, que propician la transferencia tecnológica y la innovación, que favorecen la inclusión de las micro, pequeñas y medianas empresas, y que permiten mejorar la capacidad de respuesta de los Estados a las demandas ciudadanas.

En definitiva, la tarea consiste en identificar cómo avanzar en la consecución de un cambio estructural progresivo con mayores niveles de productividad, con más y mejores puestos de trabajo y mayores salarios. Es decir, una cooperación que permita avanzar hacia sociedades más modernas, productivas e inclusivas.

Fuente: CEPAL