La Vinculación Ciencia-Sociedad: Estereotipos y Nuevos Enfoques. Castro, et al. 2016.

Abstract: La importancia social de la ciencia ha evolucionado notablemente desde mediados del siglo XX, dando lugar a un cambio en el enfoque y desarrollo de la actividad científica. En este contexto, se ha producido un aumento notable de los estudios que analizan en profundidad los procesos de intercambio y transferencia de conocimiento que se producen entre los investigadores y los agentes sociales, en gran medida para su promoción desde las políticas científicas e institucionales. Este artículo describe la evolución de los enfoques sobre las relaciones ciencia-sociedad y analiza los principales elementos de los procesos de intercambio y transferencia de conocimiento mediante un estudio empírico del mayor organismo público de investigación español. Los resultados ponen de manifiesto que la visión dominante sobre las relaciones ciencia-sociedad es muy restringida y requiere ser revisada.

Introducción de Castro, et al. 

Desde que a finales del pasado siglo los economistas pudieron comprobar que los sectores que experimentaban mayor crecimiento y más altas productividades eran los que dependían de la investigación y la tecnología se acuñó el término “economía del conocimiento” (OCDE, 1996). Con posterioridad, se comprendió que no solo las empresas, sino también otros agentes sociales –públicos y privados- se pueden beneficiar del nuevo conocimiento científico y de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs), surgiendo un nuevo término “sociedades del conocimiento” (UNESCO, 2005), que se define en plural intencionadamente, por entender que no cabe hablar de un tipo único, ya que “cada sociedad posee sus propios puntos fuertes en materia de conocimiento” (UNESCO, 2005, p.17) y su contexto económico, social y cultural. En estas sociedades, los responsables de las políticas científicas y tecnológicas y de las instituciones acentuaron sus esfuerzos para impulsar el desarrollo tecnológico, especialmente en el campo de las TICs por su carácter horizontal (Valenti, 2002), y, a la vez, para favorecer el intercambio y la transferencia de conocimiento desde los centros de investigación (universidades y organismos públicos de investigación) hacia las empresas, mediante la puesta en marcha de diversos mecanismos, por entenderse que la inversión pública en ciencia y tecnología tenía que proporcionar un retorno social adicional al derivado de sus propios fines científicos y docentes (OCDE, 1999). Para que los procesos de intercambio y transferencia de conocimiento entre los científicos y los agentes sociales sean más eficientes se necesita conocer los propios procesos de producción del conocimiento, las diversas dimensiones de los procesos de intercambio y transferencia de conocimiento y los contextos que les afectan (Bozeman, 2000).

En este trabajo se analiza la evolución de la literatura sobre intercambio y transferencia de conocimiento y, especialmente, la que se ha publicado en los últimos años, porque es cuando han comenzado a surgir estudios que analizan en profundidad ámbitos científicos específicos, así como diversos tipos de usuarios y de mecanismos. Además, mediante los resultados obtenidos en un estudio empírico, se pretende poner en evidencia la diversidad y complejidad de estos procesos, que deberían derivar en políticas adaptadas a los distintos campos científicos, usuarios, mecanismos y contextos.

Fuente: Journal of Technology Management & Innovation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.