México: Charlas durante el Segundo Foro de Emprendedores UAM

En México las universidades disponen ya de un marco jurídico para la creación de empresas de base tecnológica sin conflicto de intereses, pero resulta imperativo hacer realidad la legislación “para que el conocimiento generado en las instituciones públicas de investigación sea traducido en beneficio de la sociedad”, precisó el doctor Enrique Galindo Fentanes, miembro del Consejo Consultivo de Ciencias (CCC) de la Presidencia de la República.

Entrevistado al término del Segundo Foro emprendedores UAM, convocado por la Dirección de Innovación de la Coordinación General para el Fortalecimiento Académico y Vinculación de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), mencionó que la creación de organizaciones de alto impacto “sería una de las acciones más relevantes de un centro de estudios, porque eventualmente significaría recibir regalías”.

Las universidades perciben recursos de muy pocas compañías, aun cuando “esto podría ser la fuente principal, como ocurre en Estados Unidos, Corea del Sur o Israel”, sin embargo, “no alcanzan a ver este potencial, por lo que parte del esfuerzo del CCC es llamar la atención sobre estos temas significativos en las políticas de las escuelas”.

El también secretario de Vinculación del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) expuso que hasta antes de 2015 la ley impedía expresamente la participación de los científicos de instituciones de educación superior en empresas privadas a las que se pudieran transferir las tecnologías creadas en los espacios educativos.

Esta barrera ya no existe debido a las reformas a las leyes de Ciencia y Tecnología y Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos para permitir y estimular la creación de firmas por investigadores universitarios y la transferencia de tecnologías a las mismas, con lo cual se trata de una norma de fomento.

El fundador de Agro&Biotecnia comentó que el documento llama la atención de las universidades en la conveniencia, tanto de que identifiquen la oportunidad como de que hagan coincidir sus lineamientos con lo establecido en el marco jurídico federal y, más allá del formalismo de cumplir con las reglas, es fundamental el potencial de las adecuaciones legales para el futuro de las casas de estudio. “El gobierno actual deberá tener muy claro que una cosa son las multinacionales y otra las corporaciones de base tecnológica creadas por mexicanos que requieren apoyo para generar riqueza y, a su vez, empleos bien remunerados”.

Al participar en el Foro, el doctor Galindo Fentanes recalcó que Agro&Biotecnia conforma un caso de éxito de una compañía de base tecnológica, ya que fundada en 2008 por la UNAM elaboró el primer biofungicida en el país útil para el control de enfermedades ocasionadas por hongos emanados del mango, entre otros cultivos.

Fuente: UAM