México: Conocimiento al servicio de la sociedad en la UdeG

La UdeG cuenta con 20 títulos de patente otorgados por diferentes instancias nacionales e internacionales. Los últimos compuestos que se pretenden comercializar son un antibiótico natural para curar la mastitis y la inulina empleada en el tratamiento de pacientes con cirrosis

Tras la obtención de la patente de un antibiótico natural recabado a partir de la piel de la rana toro para el tratamiento de mastitis bovina, la Universidad de Guadalajara (UdeG) buscará producirlo y comercializarlo a fin de ponerlo al servicio de productores lecheros.

El pasado 29 de junio, el Rector General, Miguel Ángel Navarro Navarro, a nombre de la institución, recibió la patente “Extracto de piel de rana catesbeiana, compuesto y método para el tratamiento de mastitis en bovinos”, por parte de uno de sus autores, investigador del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), Alfonso Enrique Islas Rodríguez

El compuesto obtuvo su patente por parte del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) en 2017. Además, desde hace cerca de 10 años posee una patente PCT Internacional en Suiza, y está en trámite su registro en Brasil.

La UdeG tiene vigentes 20 títulos de patente concedidos por alguna oficina en el mundo. Esta última se sumará una vez que se realice un trámite ante el IMPI, dieron a conocer de la Coordinación General Académica.

En la ceremonia, el Secretario de Vinculación y Desarrollo Empresarial del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), Andrés López Díaz, informó que la ranamicina no tiene competencia, por tanto es muy alto su potencial de producción y comercialización.

López Díaz informó que en compañía de Islas Rodríguez se han reunido con una empresa del ramo farmacéutico veterinario y agendado otras citas con dueños de hatos ganaderos, a fin de ponerla al servicio de productores lecheros.

“Nuestra responsabilidad como Corporativo (de Empresas Universitarias), a partir de hoy, será lograr el mejor plan de negocios que nos permita la producción y comercialización de la ranamicina para generar los mejores dividendos para nuestra Universidad y el inventor”, dijo López Díaz.

Islas Rodríguez hace 17 años inició un proyecto para buscar antibióticos alternativos a la penicilina. Con el apoyo de otros investigadores y estudiantes, comprobaron que la ranamicina en una semana combate de manera eficaz la mastitis bovina, que es la inflamación de las ubres de las vacas lecheras.

Además, regenera el tejido con la ventaja de que no deja residuos que al ser tomados por el humano le cause resistencia. Otro beneficio es que el productor no pierde dinero, puesto que la vaca no se retira de la ordeña.

Fuente: UdeG