México: Diseña egresada de la UAM molde labial en cerámica, ideal para laboratorio

Un prototipo de molde labial de cerámica, que evita la pérdida total o parcial del producto durante el proceso del vaciado generada por el acero inoxidable, elimina el riesgo de inseguridad para los trabajadores y reduce costos, fue creado por María de Lourdes Mondragón Cedillo, diseñadora industrial de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

A partir del proyecto Diseño de moldes para labiales con materiales alternativos fue concebido un dispositivo en cerámica Ceramlab que posee cualidades distintas al metal por ser maleable y ofrece garantía, estándar de calidad y las especificaciones sanitarias requeridas.

Presentado en el Segundo Seminario Internacional de Tecnología Cosmética, el prototipo impide problemas de desmolde, como ocurre con los de acero inoxidable que son desarmados por un operador, y descarta riesgos para la seguridad de los trabajadores, así como la disminución o la afectación del producto, ya que no requiere ser recalentado, informó la egresada.

Ceramlab resulta ideal para el quehacer en laboratorios, donde la fabricación es limitada y el costo más económico, pues el material con que está estructurado permite formas diversas, no es oxidable al contacto con el agua y puede esmaltarse logrando el desmonte sin ser recalentado, además de que resiste muy altas temperaturas y es fácil de limpiar.

Consiste en una matriz de cuatro cavidades en las que son colocados los envases de tamaño estándar y con tres elementos: las caras del molde; una base para los ejes de fijación, y un vertedero en la parte superior, en el cual es depositado el soporte labial en 30 por ciento y a 75°C de temperatura, facilitando la separación, pues no se pega ni se deshace.

El diseño ofrece una ventaja adicional: el ahorro en el tiempo del proceso del desmolde porque el vaciado es directo a los recipientes y no en una bala, como sucede en los métodos industriales masivos, además, por ser compacto y pequeño resulta ideal para su utilización, pues es fácil de manejar, barato y no representa riesgo para los usuarios, insistió Mondragón Cedillo.

Previo a elegir la cerámica como una alternativa al metal inoxidable, la diseñadora industrial experimentó con diversos materiales, entre ellos el silicón, que si bien es eficiente plantea desventajas al momento del vaciado, y el aluminio que provoca que el contenido se pegue.

La actividad cosmética se ha consolidado en México como un factor relevante de progreso y estabilidad de la economía, ya que en 2009 –de acuerdo con la Secretaría de Economía– generó 24,000 empleos directos, que representaron 10.7 por ciento de la industria química, lo que ha colocado al país en el tercer lugar en el ramo, después de Brasil y Estados Unidos.

La egresada descartó que el lápiz labial sea sólo un recurso para embellecer, pues aporta beneficios a la salud ya que mejora la lubricación de los labios, por lo que “los cosméticos constituyen una gama que no se limitan a cremas, perfumes y fragancias, pues incluye también materiales para la higiene personal y el cuidado del cabello y la piel”.

Fuente: UAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.