México: Hacia un ecosistema de innovación

Imagen tomada de http://bit.ly/2emYhlj
Imagen tomada de http://bit.ly/2emYhlj

De 2013 a 2015, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) otorgó 295 patentes, donde solo uno por ciento ha sido comercializada. Esta situación muestra la necesidad de vinculación entre el sector académico, científico e industrial. Así lo expuso, el doctor Pedro Hugo Hernández Tejeda, durante el IV Seminario Iberoamericano de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Para Hernández Tejeda, los países que han registrado mayores avances y crecimiento son aquellos que han logrado construir un ecosistema de innovación, científica y tecnológica, a través de una estrecha coordinación entre instituciones de educación superior, gobierno y empresas.

Sin embargo, de acuerdo con información del propio Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), así como de otros organismos e instituciones, en México solo cuatro millones de personas, entre profesionistas y técnicos, se dedican a actividades de ciencia y tecnología, sin que esto implique que su desempeño esté orientado a la solución de problemas específicos.

El funcionario expuso que los modelos de generación de capital humano, orientados al desarrollo de la ciencia y la tecnología, deben contemplar el cambio de paradigmas para que los centros de investigación, que están dentro de la academia, no concentren a la mayoría de la población de investigadores en México, a fin de que las empresas y la industria en general puedan ser receptáculo del conocimiento e innovación que generen, de manera directa.

“El sistema de formación de recursos humanos en México, se concentra en formar gente para retroalimentar al propio sistema, cuando en otros países 80 por ciento de estos recursos se van al sector industrial, productivo y de salud, mientras que 20 por ciento restante se queda en las instituciones para continuar con la capacidad de generación de recursos humanos”.

Otro parámetro más de análisis es la producción de artículos científicos, pero también el número de innovaciones que quedan registradas ante el IMPI. En comparación con EE. UU, Rusia, Japón, Alemania y Francia, la producción de artículos científicos oscila entre 11 y 23 por ciento, mientras que México alcanza una participación de 0.58 por ciento, donde se gradúan al año tres mil 800 doctores, mientras que en Estados Unidos egresan de ese nivel alrededor de 48 mil personas, aspecto que impacta en la producción de artículos indizados. De esta forma, la protección a los desarrollos y descubrimientos por parte de la comunidad científica en México requiere del apoyo de patentes no solo como una forma de resguardar la propiedad intelectual, sino como un acercamiento más a la comercialización de sus ideas.

Fuente: http://bit.ly/2efWgeD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.