México: La UAM en su internacionalización de los programas de posgrado

El desafío de la internacionalización de las universidades latinoamericanas en cuanto a la formación de redes de conocimientos es responder a las nuevas dinámicas, mediante la utilización de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) que redefinan la vida e incluso las relaciones personales, aseveró el doctor Óscar Comas Rodríguez, coordinador general de Información Institucional de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Al impartir la conferencia La UAM en su internacionalización de los programas de posgrado. Retos y desafíos explicó que la educación exige progresivamente un mayor uso de conocimientos aplicados, habilidades de comunicación más complejas, capacidades de matemáticas básicas y pensamiento experto y sistémico, lo cual motiva a una readaptación de los espacios institucionales para la producción de ciencia, aunado al influjo de la globalización.

En el Foro Hacia una internacionalización endógena de la educación superior: Los temas de la agenda, realizado en días pasados en la Rectoría General de la UAM, el académico puntualizó que la privatización, la diversificación institucional y el crecimiento de las restricciones del financiamiento público de acuerdo con el desempeño de sus funciones sustantivas constituyen algunos de los retos pendientes.

La meta actual consiste en no quedarse atrás, ya que no debemos quedar excluidos de los procesos de internacionalización, sino que debe aplicarse un esfuerzo sostenido para responder positivamente a la globalización de las sociedades, la economía, el trabajo y el mercado”, dijo.

También sugirió incrementar esfuerzos de colaboración con colegas en el exterior, la movilidad física para realizar estudios, carreras de doble titulación, dar apertura a la movilidad laboral más allá de las fronteras nacionales, promover clases en otras lenguas, es decir, “la internacionalización es la forma como un país responde proactivamente a las repercusiones de la globalización, un fenómeno considerado como un catalizador”.

Durante la mesa moderada por la doctora Francoise Brouzes, encargada del Proyecto MUFRAMEX, Francia, el doctor Pablo Henri Ramírez, coordinador de internacionalización UDUAL-Red sobre Internacionalización y Movilidades Académicas y Científicas (RIMAC), explicó que el aumento de la matrícula universitaria y de opciones educativas ha hecho necesaria la búsqueda de mecanismos que ayuden a los usuarios a conocer cuáles son los mejores programas de calidad.

En su ponencia Acreditación internacional de la calidad en la educación superior: pendientes y proyectos informó que en México se contabilizaban en 1950 un total de 75 universidades, mientras que en 2017 se reportaron alrededor de seis mil 878 instituciones de educación superior de tipo privadas, públicas y técnicas, por lo que se busca contar con herramientas de control a partir de criterios de evaluación estandarizados.

Fuente: UAM