MSME Finance Gap: Assessment of the Shortfalls and Opportunities in Financing Micro, Small, and Medium Enterprises in Emerging Markets. World Bank, 2017.

Como en la mayoría de las economías, se cree que las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) en los mercados emergentes son el motor del crecimiento.

Durante la última década, muchos investigadores y académicos han intentado analizar el tema del acceso de las MIPYMES al financiamiento, enfatizando su dependencia del crédito y los flujos de efectivo. Este estudio presenta un nuevo enfoque para la estimación de la demanda insatisfecha de financiamiento de MIPYME en países en desarrollo.

Es importante destacar que también describe las implicaciones potenciales para los organismos del sector público, las instituciones financieras del sector privado y los proveedores de tecnología. La presente investigación agrega un valor significativo al repositorio de datos en el espacio de las MIPYME, y abre nuevas oportunidades para una mayor investigación.

Estima tanto la oferta como la demanda de financiación de las MIPYME a escala mundial, lo que nunca se ha hecho de manera exhaustiva. Este enfoque estima los préstamos de equilibrio de las MIPYME en las economías desarrolladas de acuerdo con las categorías de industria, edad y tamaño, y aplica este punto de referencia a las MIPYME en los países en desarrollo. Estima la brecha financiera de las MIPYMES como la diferencia entre la oferta actual y la demanda potencial que las instituciones financieras pueden abordar potencialmente.

El informe  MSME Finance Gap está dividido en cinco secciones. La primera sección revisa la literatura sobre el financiamiento de las MIPYMES. La segunda sección describe la metodología de la presente investigación, las fuentes de datos y la especificación del modelo. La tercera sección analiza los resultados de la estimación de la brecha financiera, incluidas las comparaciones regionales, los resultados sectoriales e informales del sector de las MIPYME y las estadísticas desglosadas por género. La cuarta sección detalla las implicaciones de la brecha financiera para el sector público, incluidos los organismos gubernamentales, las organizaciones multilaterales y las instituciones crediticias. Finalmente, la quinta sección destaca las implicaciones para el sector privado, incluidos los bancos y las instituciones financieras no bancarias, así como para las empresas de tecnología financiera.

Fuente: World Bank