Nuevos enfoques de la innovación: Inclusión social y sostenibilidad. FCCyT, 2018.

En la actualidad se busca promover que la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (CTI) aseguren espacios de participación social para el intercambio de saberes y para promover el cambio social, bajo la premisa de que la innovación debe ser generadora de valor social y no sólo de valor económico. Por ello es necesario reflexionar sobre los patrones de consumo y de transmisión de conocimiento. Es ineludible que la innovación promueva la colaboración entre todos los actores sociales para la creación de cadenas de valor, aprovechando la riqueza y diversidad cultural, económica, social y política de cada uno de ellos.

Esta nueva mirada de la innovación debe fomentar el pensamiento creativo que promueva la sustentabilidad debido a que nos enfrentamos a un cambio climático que impacta en casi todos los aspectos del bienestar y es también un asunto político. De la misma forma, la innovación requiere el impulso a la salud para mejorar capacidades físicas y sociales, necesita promover la inclusión social, debe preocuparse por la erradicación de la pobreza, por cuestiones de educación, de género, etc.

El informe Nuevos enfoques de la innovación: Inclusión social y sostenibilidad, señala que, a través del tiempo, se ha trabajado en la comprensión de la innovación social y se ha avanzado en la teoría, que es y será siempre relevante para avanzar en la medición de su impacto, sin perder de vista que éste se alcanza a largo plazo.

En ese sentido, la innovación social prioriza los logros obtenidos en beneficio de la sociedad, es decir, privilegia el impacto social. En cambio, en la innovación tecnológica o comercial, al introducir el producto al mercado y ser aceptado, el proceso culmina.

Usualmente las compañías no anteponen el beneficio social, lo importante es que se adquieran esos productos. En ocasiones las mercancías son introducidas exitosamente al mercado, pero al analizar a través del tiempo, puede pasar que los resultados no hayan generado ningún tipo de impacto social.

Al hablar de innovación social es necesario considerar un beneficio mayor, pues además de que los productos, procesos y servicios lleguen al mercado y la sociedad, debemos asegurarnos de que está encaminada a satisfacer las necesidades sociales y mejorar el bienestar humano.

La innovación inclusiva incluye a las personas y sus necesidades en procesos convencionales de desarrollo tecnológico, ya sea como consumidores en los mercados o como partícipes en los procesos de innovación. Si la innovación está dirigida a grupos excluidos se busca innovar con productos de calidad a bajo costo asociadas con la innovación frugal. Por todo lo anterior, las innovaciones para, de y con los grupos excluidos tienen gran potencial para abordar muchos de los ODS.

Fuente: FCCyT