Principles for Growing and Sustaining the Nation’s Cybersecurity Workforce. The Aspen Institute, 2018.

Actualmente, los EE. UU. Tienen una escasez de personal cibernético de 300,000 personas y la línea de tendencia predice una brecha creciente. Esto se debe en gran parte a que la demanda está superando significativamente a la oferta, los grandes grupos de candidatos quedan sin explotar, los requisitos del empleador no están bien sincronizados con las habilidades necesarias y el conocimiento de los caminos de la carrera cibernética sigue siendo bajo.

Después de meses de estudiar el desafío, el Grupo de Ciberseguridad de Aspen ofrece una combinación de principios, asociaciones y pasos específicos que los empleadores pueden tomar para cerrar la brecha de habilidades.

La brecha en habilidades de ciberseguridad es real y está creciendo. Hacia 2021, habrá al menos 500,000 roles de ciberseguridad vacantes en los Estados Unidos si no se comienza a pensar – y actuar – de manera diferente sobre cómo se identifica y desarrolla el talento.

Cuando aquí se refieren a las habilidades en ciberseguridad, se refieren los tipos de las habilidades que son necesarias para roles especializados, como el especialista de ciberseguridad el analista de cibercrimen, y el auditor de Tecnologías de Información (IT). No se refieren a las habilidades que son necesarias para más roles de tecnología de la información generales que no se especializan en ciberseguridad.

Hay más de 300,000 empleos de ciberseguridad vacantes en los Estados Unidos. Y con los índices de crecimiento estimados en la tecnología y sectores de ciberseguridad pronosticados al mínimo del 5 % anual- con algunas estimaciones aún más alto – este hueco seguirá ensanchándose.

En el trabajo Principles for Growing and Sustaining the Nation’s Cybersecurity Workforce, se plantean cuatro tendencias que están contribuyendo a la brecha antes mencionada y ocho recomendaciones para considerarse, señalando que es necesario ampliar el suministro de candidatos para llenar estos puestos, y hacer de la ciberseguridad una carrera más alcanzable y descubrible a la población general. Se propone también que la ciberseguridad debe hacerse el negocio de todo el mundo.

Fuente: The Aspen Institute