PUCP y UPCH implementan sistema de ventilación no invasiva para pacientes de COVID-19

Ante la escasez de equipo médico para el tratamiento del COVID-19, el Grupo de Bioingeniería de la Pontificia Universidad Católica del Perú (GBI) (PUCP) y la Sala de Manufactura Digital VEO 3D, con el apoyo de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), trabajan en la implementación de un nuevo sistema de ventilación no invasiva. Este dispositivo médico, que es usado en Italia, España y Reino Unido, brinda tratamiento efectivo para pacientes hospitalarios en fases intermedias del coronavirus (COVID-19).

La novedad de este sistema es que utiliza una máscara de buceo (snorkel) para el paciente. Esta protege completamente su rostro, y evita la contaminación, por exhalación, por parte del personal médico y pacientes cercanos.

El equipo de personas involucradas en este proyecto está conformado por el Dr. Luis Vilcahuamán, ingeniero biomédico y coordinador del GBI; la Dra. Nilia Abad, médico intensivista en el Hospital Rebagliati y magíster en Ingeniería Biomédica por la PUCP; el Dr. Michael Cieza, médico y docente de la UPCH; la Ing. Julissa Venancio, estudiante de la Maestría en Ingeniería Biomédica; y el Dr. Enrique Durand, jefe de la UCI del Hospital Almenara.

El nuevo sistema ofrece varios beneficios: en primer lugar, es una alternativa de tratamiento de fácil acceso para estabilizar a los pacientes medianamente críticos de COVID-19. La novedad del dispositivo radica en el uso de una máscara de buceo (snorkel) para el paciente. La máscara “sella” completamente el rostro del paciente infectado, y, de este modo, evita la contaminación por exhalación por parte del personal médico y pacientes cercanos.

Los hospitales Almenara y Rebagliati pusieron a prueba el sistema. “El sistema permite hacer una terapia respiratoria en pacientes medianamente críticos. No requiere intubación como en el caso del ventilador mecánico, es seguro para el paciente y para los médicos. El objetivo es que el paciente se estabilice y no necesite usar un ventilador pulmonar”, dice el Dr. Luis Vilcahuamán.

Además, se trata de una tecnología de relativo bajo costo (alrededor de S/400), que puede ser ensamblada en pocos minutos en los mismos hospitales. La máscara de buceo tiene la capacidad de ser esterilizada y reutilizada en otros pacientes. Otras piezas de ensamblaje, como las válvulas Peep y las mangueras corrugadas, suelen estar disponibles en todos los hospitales del país.

Fuente: PUCP