Región ALCUE: UNESCO celebra conferencia mundial para promover una IA humanista

La Inteligencia Artificial (IA) cambia la forma en que aprendemos, trabajamos y vivimos juntos. Con objeto de asegurar que todo su potencial se use al servicio del desarrollo sostenible de la humanidad, la UNESCO lidera una reflexión internacional para explorar las acciones necesarias para conseguirlo.

La conferencia mundial “Principios para la IA: ¿Hacia un enfoque humanista?, que se celebró el pasado 4 de marzo, tuvo por objeto fomentar el diálogo entre todas las partes interesadas de los sectores público y privado, la comunidad técnica, los medios de comunicación y el mundo universitario, la sociedad civil y las organizaciones internacionales y regionales.

Al tiempo que los avances de la inteligencia artificial acaparan la actualidad, crece la preocupación de que la revolución tecnológica que ya está en marcha se apodere de las vidas y medios de subsistencia de las personas. ¿Hasta qué punto debemos permitir que las máquinas decidan por nosotros? ¿Quién escribe los valores y prioridades en los algoritmos de las máquinas? Si un error de cálculo de la inteligencia artificial causa un accidente, ¿quién es responsable?, ¿cuáles son los límites, si los hay, de la inteligencia artificial?

“La inteligencia artificial es la nueva frontera de la humanidad. El principio que la rige no es llegar a ser autónoma ni sustituir a la inteligencia humana, pero debemos asegurarnos de que se desarrolle a través de un prisma humanista”, afirma Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, quien inauguró la Conferencia.

La conferencia se declinó en torno a cuatro sesiones plenarias temáticas: desafíos y oportunidades de la IA, universalidad de la IA, hacia una inteligencia artificial ética y centrada en el ser humano y nuevas arquitecturas de la cooperación internacional en inteligencia artificial.

La UNESCO ha venido realizando una serie de reflexiones sobre la inteligencia artificial: el 22 de enero acogió un debate sobre la ética de las nuevas tecnologías, y el 12 y 13 de diciembre de 2018 celebró un foro sobre la inteligencia artificial en África. La labor de la UNESCO en este ámbito refleja la creciente conciencia de que la IA puede ayudar a abordar muchos de los desafíos de la humanidad los relacionados con la educación, las ciencias, la cultura, los medios de comunicación, el acceso a la información, la igualdad de entre hombres y mujeres y la mitigación de la pobreza. Pero para aprovechar estas oportunidades, la IA debe desarrollarse en torno a los derechos y valores reconocidos universalmente.

Más información

Fuente: UNESCO