Reinventarse frente a la pandemia: el ejemplo de dos emprendedoras eanistas

Por estos días en que el presente parece detenido y el futuro un poco incierto debido al coronavirus COVID-19, hay personas que se convierten en inspiración por su capacidad para hacer de los percances oportunidades para trascender durante y después de la pandemia. Este es el caso de dos egresadas de la Universidad Ean que, desde sus puestos de trabajo en Colombia y Estados Unidos, han materializado todo lo que un buen eanista representa: emprendimiento, innovación y liderazgo para generar bienestar social y económico. Estas son sus historias:

  • Beatriz Flórez, oficial de información pública en la alcaldía de San Francisco (EE. UU.)

“Yo estudié la Carrera en Lenguas Modernas y fui parte de la segunda promoción de graduados del programa en el 2005”, cuenta esta eanista que actualmente trabaja en la comisión de Servicios Públicos de San Francisco (SFPUC, por sus siglas en inglés), apoyando las traducciones de inglés a español para informar a la comunidad hispanohablante sobre los datos de interés y las medidas estatales frente a la propagación del COVID-19.

Debido a la pandemia, durante los últimos meses el Centro de Emergencias de SFPUC convocó a todos sus profesionales bilingües, y que tuvieran experiencia hablando en público, para que hicieran parte del grupo de apoyo de comunicaciones. Actualmente, Beatriz hace parte de los más de 400 profesionales que apoyan estas labores.

  • Lida Trujillo, fundadora de Calypso Safety

Esta empresaria que fundó una marca de diseño, desarrollo y distribución de productos de seguridad para empresas, se graduó de la Carrera en Ingeniería de Producción de la Universidad Ean en el 2013, recibió el apoyo de Ean Impacta y desde entonces combinó su pasión por el diseño de modas y sus conocimientos en gestión de la calidad para consolidar su idea de negocio.

Calypso Safety atiende las necesidades de materiales y trajes de seguridad para empresas de ingeniería civil y sectores afines; sin embargo, desde la aparición de los primeros casos de COVID-19 en Colombia, la eanista reformuló su modelo de negocio para responder a las necesidades ante este nuevo panorama.

Durante estos días la empresa fabrica tapabocas quirúrgicos con material filtrante, con todos los estándares de calidad para asegurar la correcta respiración y protección de quienes los usen. La primera producción de 60.000 tapabocas será destinada a la Cruz Roja Colombiana y tanto Lida como su equipo trabajan en el desarrollo de más productos, como los tapabocas N95 que ofrecen mayor seguridad y protección, para suplir la alta demanda de estos implementos.

Fuente: Universidad ean