Señalan amplia experiencia de UAM en validación de ventiladores

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) –a través del Centro Nacional de Investigación en Imagenología e Instrumentación Médica (CI3M)– cuenta con amplia experiencia en validación de ventiladores y trabaja al lado de otras instituciones en el diseño y la construcción de un aparato híbrido, lo que contribuirá a combatir el desbasto de insumos en México, explicó el doctor Joaquín Azpiroz Leehan.

El país disponía de 5,523 ventiladores mecánicos para más de 126 millones de habitantes, es decir, uno por cada 22,813 habitantes, lo que revela cifras “siete veces menores que el ideal de provisión en Alemania y el doble de mal que Canadá, declarado en crisis de desabasto, y da una noción de la gravedad de la situación”, expuso el miembro fundador y coordinador del Ci3M de la Unidad Iztapalapa, durante el ciclo de Foros académicos: La investigación UAM presente ante la pandemia

Cinco mil respiradores sería “la cantidad mínima para un desempeño peor que mediocre, pero menos catastrófico, aunque un número razonable sería diez mil dispositivos adicionales: uno por cada 8,400 habitantes”.

En este escenario se han tomado acciones desorganizadas, incluidas compras de pánico a precios exorbitantes y fuera de las normas; iniciativas de desarrollos de emergencia de dudosa calidad –sólo tres o cuatro por ciento corresponde a bosquejos prometedores– y pocas con el apoyo de entidades regulatorias y de financiamiento.

En este contexto poco alentador, Azpiroz Leehan destacó que la UAM  cuenta con pruebas de validación de estas máquinas en el CI3M, en colaboración con el Laboratorio de Docencia en Ingeniería Biomédica, que pone a disposición sus aparatos para dicho propósito, ya que “se tiene amplia experiencia en la aprobación de componentes, por medio de modelos animales y documentación, además de que contamos con casos exitosos de certificación ante instancias regulatorias en México y Estados Unidos.

“La idea es funcionar como una especie de preverificador, asesorando para corregir errores y favorecer a quien quiera acercarse a nosotros para hacer la evaluación”, debido a que existen otras propuestas notables, entre ellas el ventilador híbrido creado por el CI3M, en conjunto con el Departamento de Ingeniería en Sistemas Biomédicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Centro de Investigación y Desarrollo de grupo CARSO (CIDEC).

El maestro Serafín Castañeda Cedeño, jefe del mencionado Departamento de la UNAM, explicó que el equipo ha sido catalogado como dispositivo clase II, cuya ventilación mecánica está indicada para tres propósitos: dar soporte de vida a pacientes con falla o insuficiencia respiratoria; sustituir una anomalía irreversible en los músculos respiratorios de las vías aéreas, y asistir en la recuperación o rehabilitación muscular o respiratoria.

“El objetivo del proyecto es delinear, implementar y validar una máquina mecánica invasiva que pueda operar con diferentes modos de aire controlado por volumen, presión y ciclado por tiempo para uso en terapia intensiva en enfermos de COVID-19”. “Alrededor de 20 ingenieros y algunos diseñadores industriales llevan cuatro meses de trabajo y en este momento se encuentran en la parte de ensamblado”, precisó Castañeda Cedeño.

Fuente: UAM