The Internet of Things: How to capture the value of IoT. McKinsey & Company, 2018.

En el informe The Internet of Things: How to capture the value of IoT, se plantea que tal como los medios de comunicación nos recuerdan casi a diario, el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) es una oportunidad enorme. A nivel mundial, se estima que 127 nuevos dispositivos se conectan a Internet cada segundo. Y eso sólo va a crecer. IoT podría tener un impacto económico anual de $3.9 billones a $11.1 billones para 2025 en muchos entornos diferentes, incluyendo fábricas, ciudades y entornos minoristas, según un informe del McKinsey Global Institute.

Pero el IoT también se ha convertido en un conjunto abrumador de iniciativas, tecnologías y promesas. Incluso cuando las empresas realizan progresos significativos, la realidad es que la adopción del IoT es lento. El valor prometido por IoT todavía parece flotar más allá del horizonte.

Para las empresas que buscan captar ese valor, el siguiente paso importante es dar un paso atrás. La realidad del IoT es que las empresas tienden a enfocarse demasiado estrechamente cuando piensan en cómo usarlo. El valor total, sin embargo, proviene de tomar un enfoque mucho más holístico e identificar sistemáticamente oportunidades en todo el negocio como parte de una transformación tecnológica que incluye digital y analítica—de desarrollar nuevos productos a mejorar las operaciones que dirigen la corporación

Sin embargo, la extracción ulterior del valor del IoT depende de la madurez de una empresa y de las ventajas naturales de la misma, así como de tener una visión clara de los casos de uso pertinentes. Las empresas que tienen fuertes relaciones con sus consumidores, tales como empresas domésticas conectadas o compañías de automóviles, por ejemplo, deben centrarse en el desarrollo de productos

Para hacer esta función de modelo operativo del IoT es necesario aprovechar otras tecnologías habilitadoras como plataformas de datos basadas en la nube, análisis avanzados y flujos de trabajo digitales para ofrecer un valor significativo. Las aplicaciones innovadoras provienen del dominio de este ecosistema tecnológico y de la comprensión de cómo estas tecnologías pueden transformar su modelo de negocio legado o crear uno completamente nuevo.

Una encuesta reciente de McKinsey reveló que el 98 por ciento de los encuestados dijo que las iniciativas empresariales de IoT están en la hoja de ruta estratégica de las empresas de su sector. Para captar el valor de esas iniciativas, las empresas necesitarán un programa integrado que genere valor en todo el negocio.

Fuente: McKinsey & Company