Un mundo en peligro: Informe anual sobre preparación mundial para las emergencias sanitarias. GPMB, 2019.

En este primer Informe anual sobre preparación mundial para las emergencias sanitarias, la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación (en adelante la Junta o la GPMB) pasa revista a las necesidades más urgentes y las medidas requeridas para acelerar la preparación ante las emergencias sanitarias, centrándose en particular en los riesgos biológicos que se manifiestan como epidemias y pandemias. La Junta analizó la información disponible y encargó siete documentos de examen que examinan los retos de la preparación desde diversas perspectivas: gobernanza y coordinación; capacidades de preparación en los países; investigación y desarrollo; financiación; mejora de la confianza y la colaboración de la comunidad; preparación ante una pandemia provocada por un patógeno respiratorio de consecuencias nefastas, y gestión de la pandemia; y las enseñanzas aprendidas y las deficiencias persistentes reveladas en los recientes brotes de la enfermedad por el virus del Ebola en África. La Junta se ha basado en esos documentos y en otros datos para determinar los ámbitos en los que los esfuerzos de preparación funcionan y en los que no.

La Junta seleccionó siete medidas que los dirigentes deben aplicar para prepararse ante amenazas urgentes. Algunas pueden —y deben— aplicarse de inmediato, mientras que otras son a más largo plazo. Una de las principales prioridades de la Junta será la elaboración de un marco de vigilancia para el seguimiento de los progresos, no solo con respecto a estas medidas, sino también con respecto a otros compromisos políticos nacionales y mundiales. La Junta espera con interés colaborar con partes interesadas y dirigentes mundiales, regionales y nacionales sobre las opciones para acelerar los progresos en la aplicación de las medidas. Todos los documentos de antecedentes, el marco de vigilancia, estrategia, planes anuales y documentos conexos de la Junta pueden consultarse en su sitio web.

En tanto que órgano independiente de vigilancia y promoción, la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación insta a la acción política para prepararse ante las emergencias sanitarias de ámbito mundial y mitigar sus efectos. La Junta, cofundada en mayo de 2018 por el Grupo del Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud, parte de la labor del Equipo de Tareas sobre las Crisis Sanitarias Mundiales y del Grupo de Alto Nivel sobre la Respuesta Mundial a las Crisis Sanitarias, establecidos por el Secretario General de las Naciones Unidas a raíz de la epidemia de ebola de 2014- 2016.

La Junta trabaja con total independencia, especialmente de los organismos cofundadores, con el fin de proporcionar las evaluaciones y recomendaciones más francas posibles. Las observaciones, interpretaciones, conclusiones y opiniones manifestadas en el presente informe y por los miembros de la Junta representan exclusivamente sus puntos de vista y no los de sus organizaciones o de los cofundadores.

Fuente: GPMB