UNL y SICA Metalúrgica emprenden proyectos conjuntos

La Universidad Nacional del Litoral (UNL) continúa construyendo lazos con el sector productivo regional, demostrando que la innovación es un proceso que se construye sumando recursos y capacidades. En esta oportunidad, se realizó una visita a SICA Metalúrgica, una empresa de la ciudad de Esperanza.

En el marco de la visita, los representantes de ambas instituciones mantuvieron una extensa reunión en la que intercambiaron acerca de problemáticas y aspectos que pueden potenciar los resultados de un vínculo común. Asimismo, se refrendó un convenio entre la Universidad y la empresa para comenzar a delinear acciones conjuntas, cuyo principal propósito es establecer vínculos de complementación y cooperación en ciencia y tecnología, para la identificación de nuevos proyectos e iniciativas en materia científico-técnológica. La visita finalizó con una recorrida por los distintos espacios del predio industrial.

Desde ambas instituciones se manifestó un especial interés en explorar posibilidades de articulación en temas vinculados al diseño de procesos de generación de energía renovables; procesos de separación física con auxilio de tamices moleculares; procesos de aprovechamiento de descartes agroindustriales; análisis y optimización de procesos de la industria energética; y tratamiento de efluentes, aguas industriales y aguas para consumo humano.

Acerca del vínculo con la Universidad, el fundador de la empresa puso en valor el convenio firmado: “Es un hecho importante en el marco del cual, la Universidad va a proveer tecnología, que tanta falta hace a la industria local. Es un vínculo recíproco en el cual los estudiantes y docentes investigadores que están en la Facultad encuentran en SICA espacios para adquirir experiencia y adaptarse a la industria. SICA no está pensada para ser solamente petróleo-dependiente, sino que estamos avanzando en otros proyectos y en ese sentido, el acompañamiento de la Universidad nos va a venir muy bien […]”.

Por su parte, Mammarella explicó las carreras y las competencias que resultan afines a este convenio: “Si bien se trata de una empresa metalúrgica, tiene también que ver con los materiales, con las ingenierías, con las competencias blandas, los sistemas, las señales, las industrias 4.0. Se abre un gran panorama de trabajo conjunto en el que podremos ir pensando proyectos a mediano y largo plazo, identificando las necesidades específicas de cada sector de la empresa y las capacidades con las que contamos en la UNL para resolverlas, abriendo nuevas líneas, entre otros”.

“La vinculación universidad –empresa es netamente importante para la Universidad y para la región. Dos de nuestras Facultades y una Escuela están emplazadas acá en Esperanza, poder desarrollar la economía y la producción es una misión para la UNL, así como transferir esos conocimientos generados en aulas, laboratorios e institutos y ponerlos al servicio de la región”, subrayó Enrique Mammarella.

Fuente: UNL