Ventiladores fabricados en la UCR aceleran su proceso de producción

El proyecto del ventilador mecánico “Respira UCR” de la Universidad de Costa Rica (UCR) culminó las pruebas preclínicas con animales de forma exitosa, en su camino hacia la inscripción como un equipo moderno, que cumple con los estándares de calidad establecidos a nivel internacional.

Hasta ahora, el proyecto ha fabricado siete ventiladores y actualmente se encuentra en conversaciones con las empresas aliadas para definir la cantidad de dispositivos que se podrían donar a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en el corto plazo.

Las pruebas preclínicas con animales consistieron en siete pruebas con cerdos efectuadas durante tres semanas, en el Laboratorio de Docencia, Cirugía y Cáncer (DCLab). Además, anteriormente se habían realizado ensayos con pulmones artificiales y con modelos robóticos de alta fidelidad en el Centro de Simulación en Salud (Cesisa) de la UCR.

Ralph García Vindas, director de la Escuela de Física de la UCR y uno de los impulsores del proyecto, manifestó que los investigadores de “Respira UCR” están anuentes a colaborar con las autoridades del Ministerio de Salud y de la CCSS, en su intención de utilizar estos dispositivos en pacientes con COVID-19.

Agregó que en este momento están preparando los protocolos necesarios para efectuar los ensayos con humanos y ante la decisión del Ministro de Salud, Dr. Daniel Salas, de autorizar el uso de los ventiladores construidos por universidades públicas del país, “nos alienta a seguir adelante con las pruebas clínicas”, aseveró.

En Costa Rica no existe una industria de dispositivos biomédicos clase 3 (categoría en la que se ubica el prototipo de “Respira UCR”), razón por la cual tampoco hay legislación para inscribir equipo producido en suelo nacional para uso local. Únicamente se dispone de un Reglamento para el registro, clasificación, importación y control de equipo y material biomédico del Ministerio de Salud, que permite el registro de ventiladores importados.

Según García, el ventilador mecánico “Respira UCR” cumple con los estándares de calidad establecidos en países desarrollados, con el fin de que el equipo sea seguro para los pacientes.

Para llevar a cabo el proyecto “Respira UCR”, la Escuela de Física y el Centro de Investigación en Ciencias Atómicas, Nucleares y Moleculares (Cicanum), han contado con el apoyo financiero de la Embajada de Alemania en Costa Rica, así como de la compañía farmacéutica Roche y de la empresa nacional Elvatron. Estas dos últimas han brindado asesoría en distintos campos.

Fuente: UCR