Women in the Digital Age. European Commission, 2018.

El estudio Women in the Digital Age, lanzado por la Comisión Europea, encontró que, a pesar de la creciente demanda de especialistas en TIC y perfiles digitales, el porcentaje de europeos con educación relacionada con las TIC está disminuyendo. Si bien esta es una tendencia común para ambos sexos, hay menos mujeres que hombres que asumen trabajos y educación relacionados con las TIC.

Los principales hallazgos de este estudio son:

  • Hay cuatro veces más hombres que mujeres en Europa con estudios relacionados con las TIC. Hay una disminución en las mujeres que toman educación superior relacionada con las TIC en comparación con 2011.

  • La proporción de hombres que trabajan en el sector digital es 3.1 veces mayor que la proporción de mujeres.

  • La pérdida anual de productividad para la economía europea de las mujeres que dejan sus trabajos digitales para volverse inactivas se calcula en unos 16.200 millones de euros.

  • Aunque es más probable que las start-ups propiedad de mujeres tengan éxito, hay una disminución en la participación, el liderazgo y la inversión en el sector empresarial digital.

Las tendencias de los datos y el análisis cualitativo sugieren que la desigualdad de género en la esfera digital es esencialmente el resultado de la persistencia de fuertes sesgos inconscientes sobre qué es apropiado y qué capacidades tiene cada género, así como sobre las tecnologías en sí mismas que requieren un cambio cultural fundamental.

El Plan de Acción para la Educación Digital anunciado por la Comisión es un paso para abordar esta brecha de género al alentar a las niñas y los niños a que tomen una educación relacionada con las TIC y puedan adaptarse a las necesidades de la era digital.

La comisionada Mariya Gabriel ha anunciado acciones que se implementarán en el transcurso de los próximos dos años para facilitar que más mujeres puedan participar en el sector digital a través de habilidades digitales, educación superior en áreas relacionadas con las TIC y nuevas empresas.

Fuente: European Commission