*Publicaciones de Interés

Desbloqueando la narrativa del crecimiento incluyente del siglo 21. NCE, 2018.

El informe Desbloqueando la narrativa del crecimiento incluyente del siglo 21: acelerando las acciones climáticas en tiempos urgentes señala que la historia de crecimiento del siglo XXI puede desbloquear oportunidades sin precedentes de una economía fuerte, sostenible e inclusiva. Los beneficios de la acción climática son mayores que nunca, mientras que los costos de la inacción continúan aumentando. Es hora de un cambio decisivo hacia una nueva economía climática.

Señala también, que estamos entrando en una nueva era de crecimiento económico. Este enfoque puede generar un crecimiento fuerte, sostenible, equilibrado e inclusivo. Está impulsado por la interacción entre la innovación tecnológica rápida, la inversión en infraestructura sostenible y el aumento de la productividad de los recursos.

En el corazón de este nuevo enfoque del crecimiento se encuentran las ciudades habitables y compactas que tienen un dinamismo económico que puede atraer talento creativo, empresas y capital, mientras que las densidades más altas permiten una prestación de servicios más barata y evitan la expansión urbana costosa. Impulsar el nuevo crecimiento será un sistema de energía asequible, limpio y puede expandir el acceso a la energía a más de mil millones de personas que actualmente carecen de él, replicando y amplificando el impacto de la telefonía móvil en el crecimiento equitativo. La agricultura y los bosques pueden convertirse en un tercer motor de crecimiento económico, brindando una mayor seguridad alimentaria, alimentos más nutritivos, una mayor prosperidad rural y un crecimiento más equitativo, una mayor capacidad de recuperación y servicios ecosistémicos valiosos. Sectores industriales, ahora despertando al potencial de la economía circular.

Este nuevo enfoque de crecimiento generará una mayor productividad, economías más resistentes y una mayor inclusión social. Los más pobres no se benefician de la agricultura actual de baja productividad ni de los deslizamientos de tierra resultantes de la deforestación. No se benefician de las ciudades ineficientes donde los desplazamientos diarios a menudo tardan horas al día, expuestos al aire altamente contaminado. Los pobres son los más expuestos a los impactos del cambio climático, ya que solo una temporada de mal tiempo tiene el potencial de empujar a las familias de bajos ingresos por debajo del umbral de la pobreza.

Este informe es una hoja de ruta sobre cómo podemos acelerar la acción para convertir en realidad un mejor crecimiento y clima. Podemos eliminar la pobreza extrema, prevenir el cambio climático peligroso y mejorar la vida y el sustento de millones. Pero solo si nos proponemos hacerlo con decisión ahora. No se trata solo de evitar un futuro que no queremos. Se trata de crear el futuro que sí queremos.

Fuente: NCE