*Estructura organizativa de la vinculación y la transferenciaUniversidad Politécnica de Valencia

El i3M (CSIC-UPV) obtiene financiación del Consejo de Innovación Europeo

El Instituto de Instrumentación para Imagen Molecular (i3M), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), ha recibido 2,5 millones de euros procedentes de fondos del Consejo de Innovación Europeo (EIC, por su sigla en inglés) para mejorar su pionero sistema de resonancia magnética portátil. Este equipo de bajo coste, portátil y con alta calidad diagnóstica, obtuvo el año pasado las primeras imágenes por resonancia magnética fuera de ámbitos clínicos. Ahora, el equipo de investigación quiere ampliar su aplicación para obtener imágenes del cerebro, así como mejorar la calidad de las imágenes. El proyecto para hacerlo posible arrancó la semana pasada en València.

El equipo del i3M, liderado por el investigador del CSIC Joseba Alonso, ha sido el encargado de desarrollar este sistema portátil. En 2022, publicaron en Scientific Reports los primeros resultados de este dispositivo, que usa tres patentes desarrolladas por el i3M y se desarrolló en colaboración con su spin-off PhysioMRI Tech. Se trata de un escáner para tomar imágenes de brazos y piernas, ligero y de bajo consumo (la mitad que un horno microondas).

El aparato desarrollado en el centro de investigación valenciano reduce drásticamente el coste de los dispositivos de imagen por resonancia magnética, pasando del millón de euros a unos 50.000. Además, es mucho más ligero, sólo 250 kilos, al pasar de un imán superconductor a uno basado en una matriz de miles de pequeños imanes permanentes como los que hay en las neveras. Ello permitió su uso en el Gran Premio de Motociclismo celebrado en noviembre de 2022 en el circuito Ricardo Tormo de Cheste.

El nuevo prototipo de resonancia magnética portátil que van a desarrollar gracias a la financiación europea “es una evolución del sistema con el que hemos obtenido las primeras imágenes de resonancia magnética en la casa de un paciente, así como en el Campeonato Mundial de Motociclismo en noviembre del año pasado”, explica Joseba Alonso. Ese primer sistema ha dado unos resultados “fabulosos” y ahora se encuentra en el Hospital La Fe de València, comenta el investigador del CSIC.

La segunda generación, llamada NextMRI, incorporará dos novedades principales: “tendrá un campo de visión mayor, por lo que podrá utilizarse para neuroimagen además de imágenes de extremidades, abriendo sustancialmente el abanico de aplicaciones posibles y casos de uso; y la calidad de las imágenes se incrementará drásticamente mediante la introducción de redes neuronales”, asegura Alonso. Esta técnica de inteligencia artificial permite que las computadoras procesen datos de forma análoga al cerebro humano. Además, introducirán cambios en la mecánica y la estructura del dispositivo “para seguir potenciando la ergonomía y la portabilidad del sistema”.

Fuente: UPV