El MIT Emergency Ventilator Project destaca al proyecto MASI de PUCP como líder global

Del 21 al 25 de junio, los miembros del proyecto MASI, Dr. Benjamín Castañeda, coordinador general del proyecto y de la Especialidad de Ingeniería Biomédica, y el Mag. Jaime Reátegui, project lead de Brein y egresado de la Especialidad de Ingeniería Electrónica, estuvieron en Estados Unidos. Ellos fueron invitados por el equipo del prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT) que fabricó 3,000 unidades de su propio ventilador de emergencia.

El motivo de la invitación es que, al ser pioneros del uso de un resucitador como parte de un ventilador, el equipo del MIT tuvo contacto con diversas iniciativas alrededor del mundo que buscaban hacer desarrollos similares durante la pandemia. A partir de este conocimiento, el grupo de la universidad norteamericana menciona que MASI, con las más de 300 unidades que ha realizado, es el segundo proyecto a nivel mundial en número de fabricaciones.

Asimismo, los investigadores del MIT Emergency Ventilator Project destacan que MASI es la única iniciativa mundial que ha llegado a la etapa de brindar atención hospitalaria. «Es el único ‘ventilador de emergencia’ que conozco que se está utilizando clínicamente en la actualidad y que ha ido acumulando evidencia clínica de que es capaz de brindar soporte respiratorio en pacientes con la COVID-19. Por lo tanto, MASI realmente está liderando el camino en la construcción de evidencia de eficacia clínica», señala el doctor en Medicina y clinical lead del MIT Emergency Ventilator Project, Albert Kwon, M.D. 

Los investigadores del proyecto MASI tuvieron una primera parada en Nueva York a fin de reunirse con un grupo de la empresa 10XBeta, la cual se encargó de la fabricación de los equipos biomédicos. Posteriormente, se trasladaron a Boston, donde continuaron las reuniones con miembros del MIT Emergency Ventilator Project.

Como parte de la colaboración, el Dr. Castañeda entregó un ventilador MASI y ha recibido uno de los equipos Spiro Wave desarrollados por el MIT. «Vamos a intercambiar experiencias acerca del desarrollo de ventiladores. Trataremos de compararlos y ver las posibilidades de realizar un trabajo en conjunto, ya sea para mejorar los sistemas de estos equipos u otros temas vinculados a salud», menciona.

Para el Ph.D. Nevan Hanumara, líder del proyecto del MIT Emergency Ventilator Project, el desarrollo del proyecto MASI es un ejemplo a seguir en todo el mundo: «La mejor forma de abordar la ‘salud global’ es compartir experiencias y conocimientos en distintas regiones. Un ejemplo perfecto es cómo el equipo peruano consideró en su diseño no solo la robustez física o el bajo costo, sino también la potencial interrupción de la cadena de suministro. Seleccionó microcontroladores de menor rendimiento, pero que estaban más disponibles y luego escribió un código de mayor rendimiento a fin de compensarlo. Este es un enfoque realmente sofisticado, válido tanto en los mercados emergentes, como India y África, como en los EE. UU., donde también estamos sufriendo la escasez global de microcontroladores”.

Fuente: PUCP