Facultad de Odontología de UNNE instalará un taller de confección de kits de bioseguridad

La Facultad de Odontología de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), con asesoramiento del INTI, está próxima a poner en funcionamiento un taller textil de confección de kits de bioseguridad contra el Covid-19 para la atención odontológica. A futuro, podrían abastecer también de elementos de bioseguridad contra el virus a otras ramas de la salud.

Se trata de un proyecto aprobado en el marco de la convocatoria del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación para el financiamiento de proyectos tecnológicos y sanitarios de PyMEs, emprendedores y universidades para mitigar los efectos de la pandemia por el COVID-19. Actualmente se está realizando la última etapa de montaje del taller de elaboración de kits de bioseguridad, que funcionará en el Sector de Clínicas de la FOUNNE.

Los kits se destinarán a atender la demanda interna de la Facultad para sus actividades académicas, de investigación y servicios, y también se planifica cubrir las necesidades de los profesionales de la odontología en su actividad privada. No se descarta, en posteriores etapas, poder proveer de elementos de seguridad a otras ramas de la salud.

“En la pandemia por el Covid-19 una de las ciencias más afectadas y de mayor vulnerabilidad, tanto en la enseñanza como en la práctica de la profesión, fue la odontología” señaló la Decana de la Facultad de Odontología de la UNNE, doctora María Adelina Guiglioni, para graficar la importancia del proyecto de instalación del taller de fabricación de kits de bioseguridad contra el Coronavirus.

Por su parte, el Dr. Roque Oscar Rosende, Vicedecano y director del proyecto, recordó que desde el año 2006 la Facultad de Odontología viene haciendo uso de equipamientos de “barrera sanitaria”, con elaboración de kits de bioseguridad para prevención de enfermedades “infectocontagiosas cruzadas”, protegiendo al profesional y los pacientes.

En base a dicha experiencia, ante la situación de la pandemia, que tuvo a la odontología como una actividad de alta vulnerabilidad, se planteó la necesidad de una nueva barrera sanitaria para contener el pasaje de un virus, el Covid-19, que es un microorganismo más lábil de los que se conoce.

Por ello, se consideraba apropiado un gramaje de tela superior, de más calidad, en los equipos de protección que se venían utilizando, así como la confección de otros elementos para incrementar la protección en la práctica odontológica.

El kit contará con botas, camisolín, gorro y barbijo. Además, se agregan guantes, eyector de saliva, compresas de mesa auxiliar, de mesa quirúrgica, y una compresa de campo que es segunda barrera sobre el paciente que deja solo expuesta la cavidad bucal. En la confección de los elementos se usará tela hidrorepelente con gramaje de 70 gramos.

Fuente: UNNE