Ingeniera PUCP lidera equipo que diseña cabinas de bioseguridad para pruebas de COVID-19

La egresada de Ingeniería Industrial Giannina Honorio junto con un equipo de trabajo ha creado las cabinas Esperanza, que protegen a los profesionales de salud al tomar las pruebas de la COVID-19, y permiten acelerar el tiempo de muestreo y diagnóstico temprano.

Con el fin de generar una barrera extra frente al riesgo de contagio de los profesionales de la salud que toman muestras de COVID-19 -y así reducir eventuales deserciones-, la ingeniera industrial de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) Giannina Honorio, directora de la Asociación Tecnológica del Perú, ha desplegado a nivel nacional 21 cabinas de bioseguridad -algunas de ellas donadas y otras financiadas por las instituciones- para el uso en pruebas serológicas y moleculares de la COVID-19.

“El reto de estas cabinas, que hemos denominado Esperanza, es que brinden protección y al mismo tiempo sean un espacio de trabajo ergonómico que no dificulte la motricidad fina que necesitan los profesionales al momento de tomar una muestra para que esta se realice de manera correcta e indolora para el paciente”, explica la joven ingeniera.

Las cabinas de protección fueron diseñadas por un equipo multidisciplinario que incluyó la participación del Instituto Nacional de Salud (INS) con el acompañamiento del Ministerio de Salud (Minsa). Entre los primeros usuarios se encuentra el Centro de Investigaciones Tecnológicas Biomédicas y Medioambientales de la UNMSM, que usa este dispositivo para su estudio de la vacuna contra la COVID-19 con Jhonson & Jhonson, y la Clínica Universitaria de la UNMSM, que realiza el estudio de la vacuna contra la COVID-19 con Sinopharm.

“Hacemos un llamado a todos los profesionales de ciencia e ingeniería para que se sumen a la  Asociación Tecnológica del Perú para que juntos podamos seguir asumiendo nuevos retos y poner la tecnología al servicio de la sociedad”, finaliza Giannina.

Esperanza permite acelerar el tiempo de muestreo y diagnóstico temprano. Este sistema es modular, transportable, presenta un sistema eléctrico para su uso nocturno, puede incluir aire acondicionado con filtros HEPA E14 y lámparas UV para desinfección, y cumple con pruebas de resistencia de materiales y factor de seguridad. De esta forma, se están descentralizando las pruebas para la COVID-19 en el Perú.

Fuente: PUCP