Joven de UCR participó en la construcción de los ventiladores mecánicos del proyecto Respira UCR

Carlos Andrés Araya Jimenéz es un ingeniero eléctrico de 23 años, quien actualmente cursa el último semestre de licenciatura y una maestría académica de la misma disciplina en la Universidad de Costa Rica (UCR).

La curiosidad por conocer el funcionamiento de los aparatos eléctricos, la astucia para arreglar cualquier desperfecto de estos y su gusto por la matemática y la física, lo llevaron a ingresar a la carrera de Ingeniería Eléctrica de la UCR en el año 2015.

Este joven, fue una pieza fundamental en la programación y desarrollo de diez ventiladores mecánicos para apoyar al sistema de salud costarricense en la lucha contra el Covid-19.

En la primera etapa del proyecto, el equipo de investigación estaba conformado por físicos e ingenieros mecánicos, pero en la segunda fase, la necesidad de programar el motor que haría funcionar los ventiladores, llevó al proyecto Respira UCR a buscar a Carlos para que apoyara en el campo de la ingeniería eléctrica.

“Inicié en Respira UCR ad honorem, por el gusto de aprender y de participar en un proyecto tan importante como este. Noté que se necesitaba trabajar en la parte del diseño eléctrico y el funcionamiento y programación del microcontrolador”, aseguró Araya.

A sus 23 años, Carlos ya había tenido experiencias de investigación en otros proyectos, debido a su participación como asistente en el Centro de Investigación en Ciencias Atómicas, Nucleares y Moleculares (Cicanum) y en el Laboratorio de Investigación de Robots Autónomos y Sistemas Cognitivos (Arcos-Lab) de la la Escuela de Ingeniería Eléctrica, de la UCR.

Según el joven, la investigación es la principal herramienta para lograr su objetivo. Por lo tanto, agradece y elogia a la universidad pública por destinar tiempo y recursos a este ámbito fundamental para el desarrollo científico y humano.

“Soy muy apasionado de lo que hace la UCR. Hay muchos laboratorios y muchas personas brillantes que realizan cada día proyectos interesantes y que pueden incluso trascender a nivel mundial. Lo que se hace aquí es una gran herramienta para que en Costa Rica y en el mundo logremos avanzar como sociedad”, concluyó.

Diez ventiladores mecánicos fueron desarrollados y entregados a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y Respira UCR está en la capacidad de producir diez más, por lo que buscan fondos y donaciones para continuar con el proyecto.

Fuente: UCR