La UCR inicia proceso participativo para elaborar normativa sobre propiedad intelectual

La protección de la propiedad intelectual en la Universidad de Costa Rica (UCR) es concebida como un instrumento al servicio de la misión institucional de contribuir al progreso de las ciencias, las artes, las humanidades y las tecnologías, reafirmando su interrelación y aplicándolas al conocimiento de la realidad costarricense. En este sentido, es un recurso que permite el resguardo de los conocimientos generados o adaptados por la Universidad, para que sean suministrados a los sectores socioproductivos; pequeñas y medianas empresas, asociaciones, redes, entidades de gobierno, e inclusive otros centros de estudio o universidades, lo cual favorece la inclusión social, la sostenibilidad ambiental, la transformación tecnológica y el desarrollo de las comunidades.

Al reconocer el camino recorrido por la Universidad de Costa Rica, Proinnova iniciará a partir de esta semana un proceso participativo para generar reflexiones sobre este instrumento, con miras a la elaboración de una propuesta normativa sobre propiedad intelectual para la Universidad, la cual brindaría orientación a la comunidad universitaria de cómo actuar en diversas situaciones de generación de conocimiento, obras o invenciones, y su transferencia con una visión de largo plazo acorde con la misión y visión de la Universidad de Costa Rica.

Proinnova, liderará este proceso como unidad adscrita a la Vicerrectoría de Investigación, responsable de la gestión de la innovación y la evaluación, registro y protección de la propiedad intelectual, que cuenta con un equipo multidisciplinario con expertise en distintos campos de la transferencia de conocimientos. Para ello, se construyó una metodología colaborativa que contempla espacios sincrónicos y asincrónicos, los cuales permitirán a la comunidad universitaria integrarse a la discusión de acuerdo con sus posibilidades.

Geannina Sojo, directora de Proinnova, explicó que el proceso de cocreación pretende, en esta primera etapa, un intercambio entre estudiantes, docentes, investigadores y personal administrativo para dialogar, analizar las experiencias, visiones y lecciones aprendidas, e identificar los desafíos, y así, con los insumos obtenidos, plantear una propuesta que contemple la diversidad de la comunidad universitaria. “Tenemos la convicción de que aquellas personas que son afectadas por una decisión tienen derecho a participar en el proceso de toma de esta, por lo que, como instancia de la Universidad, tenemos la responsabilidad de promover un diálogo que nos permita recolectar insumos para la toma de decisiones sustentables”, indicó Sojo.

En el sitio web http://www.proinnova.ucr.ac.cr/ se encuentra disponible información relevante para que las personas interesadas participen de este proceso y puedan dar seguimiento al mismo. No se requiere ser experta o experto en propiedad intelectual, sino contar con el interés de aportar.

Fuente: UCR