La UNC será parte del “Centro de respuesta y alerta temprana de seguridad informática”

Se suscribió un convenio de colaboración para crear y poner en funcionamiento el “Centro de respuesta y alerta temprana de seguridad informática (CSIRT)”, con el objeto de trabajar de manera conjunta para reducir el impacto de estos riesgos informáticos, asesorando, capacitando, aportando buenas prácticas y sensibilizando sobre la seguridad informática o ciberseguridad.

Del acuerdo forman parte la Universidad Nacional de Córdoba, el Ministerio de Coordinación, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Agencia de Conectividad del gobierno de la provincia de Córdoba; junto a la Cámara de Industrias Informáticas, Electrónicas y de Comunicación del Centro del Argentina (Ciiecca), el Córdoba Technology Cluster, y la Fundación Instituto de Desarrollo Digital de América Latina y el Caribe.

La iniciativa se desarrolla en un contexto en el que la inseguridad informática se convirtió en una realidad que afecta e impacta cada vez más a las personas y las organizaciones no solo en Córdoba, sino en todo el mundo. Violaciones de políticas de seguridad de la información, afectación de su confidencialidad, disponibilidad e integridad de los datos y daños a más de un sistema informático son hechos cada vez más frecuentes dentro de un ecosistema digital que crece cada día.

En este marco se concretó la creación de este centro especializado, que cuenta con el aporte específico de las partes involucradas. Desde la provincia de Córdoba se pondrá a disposición un sector emprendedor y empresario tecnológico consolidado, con profesionales especialistas en la materia capaces de crear y proveer soluciones que mitiguen el impacto de este fenómeno.

La UNC, en tanto, se encargará de aportar sus conocimientos, recursos técnicos y el espacio físico para el funcionamiento del Centro. Asimismo, la Cámara de Industrias Informáticas, Electrónicas y de Comunicación aportará las herramientas digitales para contribuir con la prevención de ataques informáticos, mediante la confección de un autodiagnóstico que estará disponible en los próximos meses para aquellas empresas que no cuentan con recursos para atender esta problemática.

La intención es trabajar mancomunadamente para ofrecer ayuda inmediata a personas y organizaciones que son víctimas de eventos de seguridad informática, colaborar con la comunidad para una rápida y efectiva recuperación de los ataques; ayudar a minimizar y controlar el daño resultante de un incidente de seguridad informática y brindar un servicio de registro de respuesta de incidentes centralizado, entre otras.

Al respecto el rector de la UNC, Hugo Juri, manifestó que frente a un tema fundamental como el de la seguridad informática, la Universidad no puede quedar afuera. “Los recursos, la capacidad de trabajo y la voluntad están, hay que accionar en conjunto para crear un recurso que luego puede ser ejemplo para todo el país”, agregó el Rector.

Fuente: UNC