La UNNE incorporó nanotecnología para secuenciar el virus SARS CoV-2

La Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) incorporó nanotecnología que ampliará la capacidad de trabajo del Instituto de Medicina Regional en materia de análisis del virus causante del COVID-19. Del equipamiento, que incluye diversos equipos y está valuado en 150 mil dólares, se destaca el secuenciador de ADN y ARN MinION Mk 1C considerado revolucionario y lo más avanzado que se utiliza hoy en el mundo para estudiar al SARS-CoV-2. Con la adquisición de este dispositivo portátil desarrollado en Reino Unido, en el IMR de la UNNE se empezará a secuenciar el virus a partir de muestras locales y así se podrá identificar variantes circulantes en la región.

En las próximas semanas, llegarán al IMR investigadores que hace tiempo vienen trabajando en materia de secuenciación, para reforzar la capacitación del personal local de cara al manejo del nuevo equipamiento. Allí, se avanzará con los estudios de secuenciación que se harán sobre muestras de pacientes chaqueños que han contraído la enfermedad. Las mismas, ya seleccionadas en el Hospital “Julio C.Perrando” de Resistencia, fueron elegidas por sus características epidemiológicas y clínicas.

A partir de entonces, el IMR de la UNNE se convertirá en un “Nodo de Secuenciación” y se sumará a los 7 existentes en Argentina. Tal la propuesta que ya recibieron de parte de las autoridades del “Consorcio interinstitucional para la Secuenciación del genoma y estudios genómicos de SARS-CoV2 (Proyecto PAIS)”, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación.

El Proyecto PAIS está conformado por grupos de investigación de diferentes instituciones con el objetivo de secuenciar el genoma y realizar demás estudios genómicos del SARS-CoV-2 en distintas regiones de nuestro país, así como el análisis a gran escala de secuencias, ensamblado de genomas, análisis filogenéticos y filogeográficos, epidemiología y evolución molecular.

El equipo trabaja articulada y colaborativamente para aportar tanto al conocimiento local como a la base de datos global de circulación viral GISAID (Global Initiative on Sharing All Influenza Data).

La contribución al conocimiento acerca de la naturaleza genética del virus en nuestra región mediante su secuenciación genómica permitirá comprender su evolución y permitir así estudios sobre antivirales y desarrollo de vacunas. Aportará también a la definición de políticas sanitarias, en este caso a partir del trabajo mancomunado con los gobiernos de las provincias donde la UNNE se asienta.

El proyecto derivó en un convenio firmado con el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, y tras algunos meses de gestión a cargo del equipo de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la UNNE, se accedió al subsidio del MINCyT, con fondos del BID, de alrededor de 150 mil dólares. La UNNE aportó en tanto los fondos destinados a salarios, insumos y gastos de importación del equipo.

Fuente: UNNE