La UPV en el proyecto Re-Livestock

La Universidad Politécnica de Valencia (UPV) participa en el proyecto europeo Re-livestock, cuyo objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) procedente de la ganadería y aumentar su capacidad para afrontar posibles impactos del cambio climático.

Coordinado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el proyecto cuenta con 39 entidades de 15 países, entre centros de investigación y universidades y empresas del sector.

Por parte de la UPV participan el Instituto Universitario de Investigación de Ciencia y Tecnología Animal (ICTA), principal centro de investigación en ciencia y tecnología de la producción animal de la Comunitat Valenciana; y el Instituto Universitario de Matemática Pura y Aplicada (IUMPA).

El equipo de la UPV trabajará en el desarrollo de diferentes estrategias que permitan reducir las emisiones de GEI de la ganadería: desde la modificación de las instalaciones en vacuno y porcino, buscando mejorar el confort de los animales en condiciones climáticas adversas y reducir sus emisiones, hasta la optimización del cuidado de los animales para facilitar su resiliencia frente a situaciones climáticas adversas.

Otro de los retos es establecer nuevos sistemas de gestión de estiércoles que permitan recircular los nutrientes y minimizar el impacto de los mismos. Y, en último término, desarrollar algoritmos matemáticos para la gestión de los rebaños.

Los algoritmos son capaces de captar “correlaciones” entre los datos mucho más allá del mero análisis estadístico. En este proyecto en concreto, pueden permitir, por ejemplo, detectar con antelación una enfermedad a partir del comportamiento “fuera de lo común” de un animal.

Según explica David Yáñez-Ruiz, investigador del CSIC en la Estación Experimental del Zaidín (EEZ-CSIC) y coordinador de Re-Livestock, a nivel mundial, la agricultura genera alrededor de un tercio de todos los GEI. “En Europa, casi el 70% de todas las emisiones de GEI agrícolas proceden de la ganadería; por lo tanto, los sistemas de producción y suministro de alimentos deben experimentar un cambio sustancial para ser más sostenibles”. Contribuir a ese cambio es lo que persigue este proyecto internacional.

Re-livestock tendrá una duración de cinco años. Se enmarca en la primera convocatoria del programa de investigación Horizonte Europa y está financiado con 12 millones de euros, de los que 800.000 se destinarán al trabajo desarrollado por el equipo de la UPV.

Fuente: UPV