Plantean en UdeG la necesidad de la educación continua ante la generación vertiginosa de información

El conocimiento cambia cada vez con mayor rapidez. El día en que se gradúa un estudiante de licenciatura o maestría ya tiene que estar capacitándose y actualizándose. En los próximos años, gracias a recursos como internet de las cosas, según estimaciones, la información se va a duplicar cada 24 horas; en 1945, se calculaba una tardanza de 25 años en duplicar el conocimiento.

Ante este panorama es importante la educación continua, afirmó el doctor Carlos Iván Moreno Arellano, Coordinador General Académico y de Innovación de la Universidad de Guadalajara (UdeG). La educación continua puede, además, ser una opción importante para la estabilidad financiera de las instituciones educativas, dijo.

Una estimación que se hizo en universidades y plataformas que ofrecen mecanismos de educación continua, en el 2019, recaudaron alrededor de 10 mil millones de dólares, gracias a personas que requieren estarse actualizando de manera permanente, fuera de los canales formales de la universidad.

Moreno Arellano participó en el Seminario permanente de la Red de Innovación Educativa RIE 360: “Perspectivas y estrategias para la nueva realidad académica”. Dicho encuentro lo organizó la Coordinación General Académica y de Innovación UdeG. Esta vez el tema sobre el cual se intercambiaron impresiones fue “Aprendiendo a lo largo de la vida”.

En cuanto a educación continua, la UdeG apostó por un sistema descentralizado donde cada centro universitario tiene una oferta importante en dicho modelo educativo, específicamente diseñada para contribuir al desarrollo de las regiones del estado.

Resaltó que a raíz del convenio que firmó el Rector General de la UdeG, doctor Ricardo Villanueva Lomelí, con Coursera, el éxito fue inesperado y satisfactorio a la vez, ya que hay 10 mil estudiantes en cursos de educación continua, principalmente en áreas de Negocios, de Inteligencia Artificial, Ciencias de Datos, y esto obliga a identificar cuáles son las necesidades de los estudiantes. El reto es revalidar estos cursos, microcredenciales y certificaciones que toman alumnos y profesores.

La moderación de la charla corrió a cargo de la maestra Rosalía Torres Bezaury, directora de Formación e Innovación Educativa, del Instituto Politécnico Nacional.

Fuente: UdeG