Estructura organizativa de la vinculación y la transferenciaUniversidad de Guadalajara

UdeG promueve imaginación médica y tecnología como vanguardia en medicina regenerativa

El diseño riguroso de la investigación y experimentación médica son claves para ganar terreno a la enfermedad; sin embargo, imaginar soluciones médicas apoyadas en los últimos avances tecnológicos es la puerta para encontrar respuestas a enfermedades difíciles de tratar.

Así lo afirmó el profesor de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la Universidad del País Vasco, doctor Gorka Orive Arroyo, en su conferencia magistral “Últimos avances en medicina regenerativa e ingeniería tisular”, en el Congreso Internacional Avances en Medicina (CIAM 2023), que se realiza en el Conjunto Santander de Artes Escénicas (CSAE).

Las investigaciones de Orive Arroyo destacan por la microencapsulación de medicamentos vivos para tratar la diabetes; las terapias fisiológicas con la sangre del mismo paciente; la regeneración de tejidos y la cirugía regenerativa, entre otros avances. “Esto es lo que hace la comunidad médica, soñar con terapias para contribuir con la salud e imaginar la capacidad de las nuevas tecnologías para desarrollarlas”, dijo a la audiencia reunida en el salón Plácido Domingo del CSAE.

Entre los avances se encuentra el desarrollo de medicamentos vivos que el doctor Gorka Orive desarrolla con su equipo. “Nosotros llevamos trabajando varios años en ello y, lógicamente, utilizamos un aspecto fundamental que son las células empleadas para la liberación de algún tipo de agente terapéutico”, explicó.

Se trata de micropartículas, como la insulina, donde el paciente tendrá un efecto prolongado del medicamento vivo. “Son sistemas de liberación de fármacos a largo plazo para que una vez administrados estos medicamentos, no tengamos que aplicarlos constantemente”.

Destacó que, tras años de estudio, ya recogen los frutos de la investigación y experimentación. “Estamos dando tratamientos para poder, por ejemplo, abordar patologías que hasta no hace mucho eran difíciles de tratar. Es verdad que, en muchos casos, ha habido mucho avance con determinadas técnicas, en específico, con las células madre y sus aplicaciones”.

En los años recientes se implementaron los sistemas de edición genética, el desarrollo de nuevos sistemas tisulares y chips para simular tejidos y órganos humanos diseñados en laboratorios por profesionales con novedoso instrumental y tecnología.

Orive Arroyo enfatizó la terapia celular, la cual tiene un amplio campo de desarrollo en áreas de la medicina y que puede cumplir las expectativas con la medicina regenerativa, como se probó con la inmunoterapia. Además de las terapias con medicamentos vivos, destacó el campo de la medicina cibernética para obtener datos a través de implantes electrónicos a fin de monitorear enfermedades, como la cardiaca, o lograr diagnósticos tempranos como el cáncer.

Fuente: UdeG